Cooperativismo | DEVECOOP

A todos por igual

Cooperativistas por elección, los integrantes de la entidad tecnológica de Buenos Aires resaltan la buena salud del sector a pesar de la pandemia. El apoyo de organizaciones federativas constituye un pilar fundamental para el desarrollo.

En plena actividad. Aplicaciones, software y desarrollo web, algunos de los servicios. (Mauro Torres)

Hay cooperativas de trabajo que nacen por la necesidad de sostener los puestos laborales frente a la quiebra de una empresa lucrativa. Y otras que, desde el inicio de sus actividades, se constituyen bajo esta forma de organización. Este último es el caso de Devecoop, una cooperativa tecnológica fundada en 2010 en la Ciudad de Buenos Aires. Ese mismo año se fundó la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajo de Tecnología, Innovación y Conocimiento (FACTTIC), un apoyo fundamental para las cooperativas del sector.
Devecoop tiene ocho asociados y pasó por diversos momentos desde su creación, aunque, claro, ninguno tan particular como el actual. «Al comienzo de la pandemia hubo mucha incertidumbre, pero después nos recuperamos y estamos teniendo mucho más trabajo desde mitad de 2020. Tenemos plena ocupación, con servicio de outsourcing para empresas y proyectos específicos a medida para distintos clientes», indica Yael Richardi, tesorera. «Cuando empezó la pandemia, no solo a nosotros se nos cayó el trabajo, sino que a todas las cooperativas del sector les pasó lo mismo, pero por suerte todas nos pudimos recuperar de la misma manera. Lo más importante fue que en ese momento hubo solidaridad, no es que hubo una que acaparó trabajos ni nada por el estilo, sino que todas transitamos el mismo camino y nos ayudamos mutuamente», agrega Juan Manuel Schillaci, uno de los miembros fundadores de la cooperativa y desde hace siete años, su presidente.
Devecoop trabaja con distintos tipos de clientes: otras cooperativas, ONG, empresas comerciales e instituciones estatales. Realizan aplicaciones para celulares, desarrollos de páginas web y también aplican tecnología de la información desde cero para las entidades que así lo requieran. Pero no se circunscriben solamente a trabajar con organizaciones nacionales, sino que también lo hacen con varias del extranjero. Es por esto que la irrupción del teletrabajo no los tomó por sorpresa, ya que era una práctica que implementaban con cierta cotidianidad. Sin embargo, para el futuro no creen que todo vuelva a ser como antes, sino que el trabajo se realizará bajo un modelo mixto. «No va a ser lo mismo, ya muchos nos acostumbramos a estar en casa. Vamos a ir hacía un modelo hibrido, que combine presencialidad con virtualidad», afirma Schillaci.

Red colaborativa
Para poder llegar a esos clientes, del exterior o de Argentina, es fundamental el apoyo que se da desde FACTTIC, no solo a Devecoop sino a todas las cooperativas del sector. «En FACTTIC armamos un grupo donde se comparten trabajos y hacemos reuniones mensuales. Es algo que fue creciendo y ahora hay una dinámica en la cual parte de los excedentes de los trabajos compartidos se destinan a la federación», dice Schillaci. Y resalta que eso es lo que más le gusta de trabajar en una entidad de la economía solidaria: «Lo que más me gusta de una cooperativa es eso de integrarse, asociarse para poder realizar mejor las cosas y para tener más resiliencia por si se llegan a caer proyectos o hay personas que se quedan sin trabajo. La federación termina siendo una red de la cual nos apoyamos bastante».
Esa diferencia que hay entre trabajar en una empresa lucrativa y en una cooperativa también la remarca Richardi: «En una cooperativa estás apostando con un grupo de personas para un mismo objetivo y todos tiran para el mismo lado y les va a rendir frutos a todos por igual». Y añade como algo distintivo la libertad y la independencia que se tiene trabajando en una organización de estas características: «Tenés más libertad e independencia que en una empresa, podés elegir en qué proyectos trabajar, con quién te asociás para dar servicios, que es algo que está muy bueno. En otras empresas no podés elegir eso. Además, nosotros elegimos proveedores que tratamos que sean cooperativas para seguir moviendo el mismo tipo de economías responsable».


Andrés Boron