Cooperativismo | ACUERDO ENTRE CREDICOOP Y LA UNSADA

Innovación y desarrollo

El convenio apunta a incentivar emprendimientos vinculados a la ciencia y tecnología y permitirá potenciar los servicios del banco a las mipymes.

Grandes expectativas. Asistieron al acto autoridades de la UNSADA y dirigentes de Credicoop.

Como parte de las acciones que vinculan al Banco Credicoop con entidades públicas para potenciar el desarrollo local, se formalizó un acuerdo entre la Universidad Nacional San Antonio de Areco (UNSADA), la filial de Credicoop de esa localidad y la Fundación del Banco. Articular el apoyo técnico y profesional de la Universidad con el Credicoop y su Fundación es el objetivo primordial del convenio. La rúbrica del acuerdo se dio en el marco de un Convenio de Cooperación referencial entre la Fundación Banco Credicoop, el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y el Banco Credicoop que establece promover acciones de colaboración para facilitar el acceso al financiamiento para la realización de proyectos innovativos, emprendimientos tecnológicos, de investigación y de desarrollo en ciencia y tecnología. También asistencias técnicas, servicios de mejoras en la productividad, Servicios Tecnológicos de Alto Nivel (STAN) y de transferencia de tecnología que se desarrollan con la participación de distintas universidades.
En representación de la UNSADA participaron de la firma el rector Jerónimo Ainchil, la vicerrectora Silvina Sansarricq y el decano y director de la Escuela de Desarrollo Social y Humano Guillermo Fontán. Por parte del banco estuvieron presentes Gabriel Travella, presidente de la Comisión de Asociados de la filial San Antonio de Areco, Christian Fernández, gerente zonal y el gerente de la filial, Alan Arzani. 
«Desde la apertura de la filial Areco venimos trabajando con el foco puesto en el desarrollo del vínculo con las principales entidades educativas radicadas en la localidad y entendemos que es la base fundamental para nuestra gestión cooperativa e institucional», sostuvo Arzani y destacó el vínculo con la UNSADA «que se desarrolló rápidamente y se fue potenciando con el tiempo, compartiendo el compromiso con la comunidad local».
La celebración de este convenio permitirá potenciar los servicios del banco a las mipymes, ampliando la posibilidad de generar acciones de colaboración para facilitar el acceso al financiamiento. «Con el apoyo técnico y profesional de la UNSADA y en articulación con la Fundación y el Banco Credicoop, nuestros asociados tendrán la  posibilidad de avanzar en programas que incentiven el desarrollo tecnológico y la innovación», agregó Arzani, y adelantó que la tarea es «continuar afianzando vínculos con la principales entidades educativas y de carácter social de la localidad en pos de brindar más y mejores servicios a la comunidad». 

Potenciar al interior
Para Guillermo Fontán, la adhesión al convenio es una oportunidad para «estar al servicio de la comunidad y hacerse cargo de su problemática» y señaló que la sinergia entre la Fundación, el banco y la Universidad le permitirá al empresariado recibir asistencia técnica ante demandas puntuales y a la vez acceder a financiamiento vinculado a proyectos de innovación tecnológica y a la mejora productiva de las empresas, con incorporación de recursos humanos calificados y transferencia de tecnología. «Las expectativas son grandes, el Credicoop es un banco instalado en el territorio. Desde nuestra perspectiva como universidad estamos trabajando en asistencia a empresas de perfil innovador y tecnológico», resaltó Fontán, quien advirtió que si bien la institución es joven en la región, cada vez las demandas y las expectativas de la comunidad son más importantes, no solo en San Antonio de Areco sino en la zona de influencia como Baradero y San Andrés de Giles. Para Fontán «el desafío es traer la impronta productiva, de la cultura del trabajo y del desarrollo territorial al interior de la provincia», y concluyó: «Las grandes urbes de algún modo tienen su rol protagónico y es el tiempo de mirar también hacia el interior donde hay muchas posibilidades, no solo de trabajo sino de contar con unidades productivas». 


María José Ralli