Cooperativismo | CÓRDOBA

Cooperativas por el bien común

Organizado por la filial local del IMFC, se realizó un encuentro que tuvo como fin intercambiar experiencias y fortalecer la integración. Presencia de Juan Carlos Junio.

Mancomunados. Más de 50 cooperativistas llegaron a los históricos hoteles de Embalse.

Se desarrolló, en la localidad de Embalse Río Tercero, Córdoba, el 1º Encuentro de Nodos Cooperativos, impulsado por la filial Córdoba del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC), a cargo de Pablo Tissera. El encuentro contó, además, con la presencia de Juan Carlos Junio, presidente del Instituto Movilizador, quien viajó especialmente a compartir las jornadas, fruto de un intenso trabajo territorial de la filial cordobesa durante los dos últimos años. También estuvieron presentes, por el IMFC, Marta Gaitán, presidenta de la Secretaría de Géneros y Liliana Carpenzano, consejera. Asimismo, acompañaron la actividad integrantes del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) como Zaida Chmaruk, vocal titular, y Juan Pablo Figueroa, delegado territorial en Córdoba. También participaron Aimé Aminahuel, investigadora y docente, y Ariel Chiarotti, consejero zonal Banco Credicoop.
Las actividades se desarrollaron en las instalaciones recuperadas de la Unidad Turística de Embalse, inauguradas en 1951, hoy gestionadas por el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación. Unos 50 asistentes llegaron de toda la provincia a los emblemáticos hoteles sociales a la vera del lago de Embalse de Río Tercero, para fortalecer la integración desde diversos lugares de acción y fomentar el debate sobre el rol y el aporte que estas entidades realizan al desarrollo local. 

Charlas, talleres, debates
Tissera dio la bienvenida al encuentro recuperando, a través de audios, las voces de dirigentes como Floreal Gorini y Carlos Heller. Luego, Junio tomó la palabra. «Desde el movimiento cooperativo soñamos hacer un aporte al cambio social, con la responsabilidad que nos da nuestra propia experiencia», expresó el presidente del IMFC, abriendo el programa ante la concurrencia dispuesta en ronda, propiciando el diálogo. Luego hizo referencia a las circunstancias oprobiosas que transita el mundo, como las guerras, migraciones, desastres ambientales e injusticias distributivas. Cuestiones que también forman parte de las problemáticas que estamos atravesando como país: «El cooperativismo es una alternativa de gestión y puede ser una respuesta extraordinaria a las crisis; con otros modos y otros fines», manifestó Junio e instó a los integrantes de los nodos a seguir trabajando para «proyectarnos a la sociedad y crecer sobre la base de nuestra alternativa. Desplegar proyectos políticos en beneficio de los sectores populares, reconociendo el importante rol del Estado. Debemos plantear una salida continental junto a la patria latinoamericana».

Junio. «Queremos hacer un aporte al cambio social, con la responsabilidad que nos da nuestra experiencia».

También se desarrolló un taller cuyo tema fue «Cooperativismo, Estado y política». En ese marco, Figueroa presentó a Chmaruk, quien planteó: «Tenemos que pensar al movimiento cooperativo y el de la economía social como portador de un proyecto integral de país; con una agenda de demandas y propuestas; como actor organizado, con una transversalidad en sus acciones y desde allí actuar junto al Estado, y en esa alianza pensar formas alternativas al mercado». Otra expositora fue Aminahuel, acompañada por Gaitán en la coordinación, quien habló de cooperativismo, juventud y género. El cierre estuvo a cargo de Chirotti –presentado por Liliana Carpenzano– quien brindó un panel bajo la temática cooperativismo, economía y sociedad. «Este encuentro –concluyó Tissera– pretendió poner en común la perspectiva del cooperativismo transformador como guía para el desarrollo cooperativo en cada localidad. Nos queda por delante continuar fortaleciendo este movimiento para que nos permita avanzar en contextos favorables y resistir unidos en momentos críticos».


Texto y fotos: Bibiana Fulchieri