Cooperativismo

Cruces entre arte y tecnología

Grupo Hormiguero. Los jóvenes estudiantes de la UNTREF, en la sala Laks del CCC.

Organizada por el departamento de Ideas Visuales del ccc Floreal Gorini, se llevó adelante en la sala Jacobo Laks una actividad basada en la lectura colectiva de un capítulo de La fábrica de la infelicidad (texto del filósofo italiano Franco Bifo Berardi), a cargo del grupo Hormiguero, integrado por de jóvenes artistas, investigadores audiovisuales y licenciados en Artes electrónicas de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF). Mediante lecturas colectivas y desde un nivel teórico, discursivo y material, el grupo aborda la relación entre el arte y las nuevas tecnologías. La propuesta consiste en generar y propiciar espacios de lecturas en diferentes escenarios culturales tales como museos, galerías y centros culturales. «Abrimos el espacio para poder activar y seguir pensando estas relaciones que me parecen más que interesantes de las lecturas colectivas, por un lado, y después de las problemáticas en torno a pensar el arte, a la relación con la tecnología que atañe un poco a los lugares que son comunes para nosotros que es la UNTREF, y pensar el rol del trabajo», señaló en la apertura Juan Pablo Pérez, coordinador del departamento de Ideas Visuales del Centro Cultural de la Cooperación. La presentación formal de Hormiguero estuvo a cargo de Guadalupe Álvarez, encargada del área de Edición de Contenidos y Gestión de Proyectos. «Somos egresados, docentes, estudiantes de la licenciatura en Artes electrónicas y desde 2016 nos empezamos a juntar con la inquietud de reflexionar sobre nuestra misma práctica», sostuvo Álvarez. «Este año –añadió– tenemos como hilo conductor de un ciclo de lecturas que estamos desarrollando con la idea del trabajo en relación con el arte y la tecnología. Entonces Bifo Berardi nos parecía un autor más que pertinente para hablar de cómo la tecnología afecta no solo las modalidades de trabajo actual sino también la forma en la que socializamos».