Cooperativismo

De eso sí se habla

Cosa de mujeres. Menstruación, género y poder, libro de la investigadora Eugenia Tarzibachi, se presentó en el Centro Cultural de la Cooperación. El libro aborda los tabúes y mitos en torno a la menstruación desde una perspectiva de derechos. «No es un asunto individual y privado, sino social y político», afirmó Tarzibachi. La charla fue moderada por Paula Aguilar, coordinadora del Espacio de Géneros del CCC y Brenda Maier, del Departamento de Salud del CCC.
«Cosa de mujeres es un gesto provocador para, a lo largo del libro, poder ir desestabilizando esa construcción muy fuerte y potente que se consolidó a lo largo del siglo pasado. Y también elegí la imagen de tapa, que es una mancha, para que pudiera estar en lo público, en una librería, en las manos de cada una de nosotras y también de los varones que lo han comprado. Para que esté esa mancha que tanto se intentó ocultar», dijo la autora, quien durante la charla señaló que trabajó ocho años en la investigación sobre el tema. Mitos, tabúes, tecnologías de gestión menstrual, activismo para volver público «eso» que intentó hacerse privado durante décadas, narrativas sobre el sangrado, educación en positivo y sin estereotipos y la industria son algunos de los ejes del trabajo. Desde la expresión «hacerse señorita» y el uso de retazos de tela que se manchaban, lavaban y escondían, hasta la industria del cuidado del siglo XX, con su sangrado representado en color azul, pasando por las actuales tecnologías, con productos reusables y aggiornados la investigadora llevó ante el auditorio la historia de los productos de gestión menstrual para dar cuenta de que «es un tema universal y ocultado, pero también olvidado por las políticas públicas».
Por su parte, Agostina Mileo, divulgadora científica e integrante de Economía Feminista, abordó otro aspecto. «Una persona que menstrúa lo hace alrededor de 450 veces. ¿Qué pasa con quienes no pueden comprar productos para la higiene menstrual? Sin toallitas, tampones, copas o cual fuere, hay quienes deben, por ejemplo, faltar a la escuela en esos días», señaló. En ese sentido, comentó los alcances y objetivos de Menstruacción, una campaña que nació en 2017 para visibilizar que la menstruación es también un factor de desigualdad. Esa acción colectiva, indicó, sostiene tres reclamos: que se elimine el IVA de los productos de gestión menstrual; que se provean gratuitamente en escuelas, universidades, comedores, cárceles, espacios comunitarios y refugios para personas en situación de calle; y que se difunda información de los aspectos educativos, de salud, económicos y ambientales derivados del uso de ciertos productos.


Panel. Mileo, Tarzibachi, Aguilar y Maier presentaron el libro en la sala Laks.