Cooperativismo

Derechos en la frontera


Sala Laks. Cimalando y Guidi abordaron las tensiones entre Estado y mercado.

En una charla organizada por Consorcio Latinoamericano de Derechos Humanos y el Departamento de Derechos Humanos del Centro Cultural de la Cooperación (CCC), especialistas disertaron sobre el nuevo escenario global y el accionar de las empresas multinacionales. «Sean filiales matrices o extranjeras, todas deben cumplir con las reglas y derechos del territorio donde operan. Los Estados tienen que crear una legislación para que las empresas la respeten. Y que sean sancionadas en caso de no cumplir esas reglas», dijo Julio Guidi, del Departamento de Derechos Humanos del CCC. Derechos laborales y abuso en actividades extractivas fueron otros aspectos abordados. «La relación bilateral empieza a fracturarse y empiezan a involucrarse un montón de Estados. Si a la empresa no le gusta la regulación de mi país, levanta la filial y la lleva al país vecino. Entonces tenemos cuestiones nuevas. No es el formato que nos dio la modernidad con el Estado-Nación como la máxima autoridad. Eso cambió», dijo Juan Cimalando, investigador y docente en Derechos Humanos de la Universidad Nacional de La Plata. Para responder a la violación de derechos y tratados, existen organismos de derechos humanos legítimos, regulados por el Estado, predecibles y transparentes. «La población debe saber dónde están, para recurrir a ellos. Y deben participar todos los interesados: empresas, Estados y la población», enfatizó Guidi.