Cooperativismo | Encuentros

Dirección de la empresa familiar

Se realizó la Capacitación en Dirección de la Empresa Familiar, en las instalaciones de la filial Los Boulevares del Banco Credicoop. Esta actividad, denominada «Gestionando el presente y construyendo el futuro», estuvo a cargo de la docente Natalia Christensen, licenciada en Administración y diplomada en Psicología Social en Argentina con un Máster en Entrepeneurship Family Business obtenido en España. Christensen es consultora de Empresa Familiar Certificada (CEFC) Argentina, consultora senior de Soluciones Empresas Familiares ( EFFE) y presidenta del Instituto Argentino de Empresa Familiar (IADEF), con más de 24 años de experiencia en áreas educativas y de asesoramiento especializado en el tema.
La organización del evento resultó de una cogestión entre el Banco Credicoop Los Boulevares con la Fundación Credicoop, quienes contactaron a los destinatarios de la capacitación; 35 participantes asociados a la banca solidaria, miembros de empresas familiares de diversa índole, en calidad de dueños (actuales o futuros) gerentes, jefes y supervisores.
El objetivo fue generar un espacio de interacción dinámico para optimizar –mediante herramientas apropiadas– las destrezas necesarias que conlleven a liderar procesos de profesionalización de pymes familiares, a través de metodologías tales como: juego de roles, videos, esquemas conceptuales, autoevaluación, relatos de vivencias. Entre los dos encuentros sumaron una duración de 10 horas y los contenidos estuvieron impartidos en cinco módulos: comenzó con la introducción a la gestión de las empresas familiares para pasar a visualizar su capital relacional.
La comunicación y sus problemas en la cultura y valores operacionales de las empresas, fue un ítem de interés generalizado como así también las herramientas necesarias para el autoconocimiento y entendimiento de los procesos para alcanzar acuerdos, el Protocolo Familiar y las buenas prácticas de gobernanza.
«En esta capacitación los participantes pudieron comprobar, con ejemplos, que la diversidad nos da complejidad –expresó Christensen al finalizar los módulos teóricos y prácticos impartidos– y este espacio que se genera entre pares es ideal para que cada integrante de las empresas comparta cómo superar desafíos y aprenda a gestionar los cambios que ayudan a proyectar el futuro donde, seguramente, la variable de éxito será tener una empresa sana con la familia preservada».

Foto: Bibiana Fluchieri