Cooperativismo

Economía y posverdad

La comisión de asociados de la filial Mar del Plata Centro del Banco Credicoop organizó una charla abierta a la comunidad titulada «Coyuntura económica en épocas de posverdad», a cargo de Gustavo Casciotti, consejero administrador del banco, licenciado en Economía y presidente de la regional marplatense de Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme). Casciotti comenzó explicando el concepto de posverdad. «Es una situación que produce un divorcio cada vez mayor entre la realidad y el relato de esos hechos. Es una puesta en escena, pero que no contempla a los trabajadores, las pequeñas industrias, los comercios y la sociedad. Es complicado visualizar la realidad económica cuando pasa por el filtro de la posverdad», señaló. Para que funcione, añadió, «necesita del marketing como estrategia de convencimiento masivo y de un aparato mediático que le dé sustento y que disimule las contradicciones entre esa realidad y lo que crea».
El dirigente cooperativo remarcó que «para entender qué pasa en la economía argentina, hay que partir del cierre del 2016, en donde el PBI dio negativo más del 2% en relación al 2015 y compararlo con los números actuales. Porque si comparamos 2016 con 2017 hay muchos sectores que dan crecimiento, pero sobre una base de caída del 2016 muy importante». También dijo que «hay que ver los ganadores y los perdedores de este modelo industrial, para entender qué sectores crecen y cuáles no: la metálica básica, maquinarias y equipos y minerales no metálicos crecieron. Esto es el avance de la construcción por la obra pública y la maquinaria agrícola. Sin embargo, todos los otros rubros de la industria tradicional, que genera más puestos de trabajo calificado, en el acumulado en los primeros 8 meses de este año comparando con 2016, son negativos». Por otra parte señaló que muchos de los puestos de trabajo creados hasta mediados de 2017 eran de monotributistas, un tipo de registro que no garantiza la percepción de ingresos. «En el sector público sí hubo creación de empleo, a pesar de lo que se afirmaba sobre el exceso de trabajadores que tiene el Estado: hasta julio de 2017 hubo 57.000 nuevos trabajadores». Sin embargo, advirtió, en la industria se registra una caída importante de puestos de trabajo, que impacta en el consumo y en las economías regionales. En síntesis, remarcó Casciotti, «el crecimiento de la economía no es lo único que hay que tener en cuenta, sino que hay que ver qué tipo de crecimiento se da, en qué sectores y cómo se distribuye esa riqueza».


Casciotti. «No solo se debe mirar el crecimiento, sino a qué sectores beneficia».