Cooperativismo

Educación que florece

Arribeños. La filial local de Credicoop homenajeó a los maestros en su día.

La filial Arribeños del Banco Credicoop homenajeó a los maestros plantando un árbol de cerezo en la Plaza de la Solidaridad de la localidad. Estuvieron presentes miembros de la Comisión de Asociados, entre ellos su presidente, Eduardo Ratto, e Isabel Diez, vicepresidenta. Asistieron a la actividad docentes de la zona. «Este acto es un reconocimiento a la tarea del docente simbolizado por un árbol por la alegría de florecer, ofrecer sus frutos y la firmeza y espíritu acogedor», dijo Osvaldo Colombo, miembro de la comisión, que expresó que también de este modo es un punto de partida para invitar a forestar. Asimismo, desde el banco cooperativo señalaron que la acción llevada a cabo «es una manera de difundir el movimiento cooperativo, convocando a todos los habitantes de nuestro querido Arribeños a participar activamente en las instituciones locales: cooperativas, escuelas, municipio, iglesias, efectores de salud, entre otros». La secretaria de Educación de la Comisión, Marta Pailucho, compartió en el cierre un texto que expresó que «al fin y al cabo, los docentes somos como árboles, en constante crecimiento, que tratan de dar unos frutos con unas semillas que algún día puede que germinen».