Cooperativismo | CÓRDOBA

Encuentros e iniciativas conjuntas

Tiempo de lectura: ...
Bibiana Fulchieri

De visita en la capital provincial, Junio se reunió con el ministro de Cooperativas Martín Gill, y con la vicerrectora de la Universidad de Villa María, Elizabeth Theiler.

Horizonte común. Tissera, Gill, Junio, Sanjurjo y Theiler en el Palacio de Gobierno.

Como parte de las acciones en pos de estrechar vínculos institucionales en el ámbito cooperativo, Juan Carlos Junio, presidente del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC) fue recibido por Martín Gill, Ministro de Cooperativas y Mutuales de la Provincia de Córdoba. Participó también de la reunión, realizada en la ciudad de Córdoba, Elizabeth Theiler, vicerrectora de la Universidad Nacional de Villa María (UNMV). Acompañaron a Junio Luis «Chino» Sanjurjo, director del Observatorio de Culturas Políticas y Políticas Culturales del CCC y exdirector nacional de Industrias Culturales; y Pablo Tissera, jefe de la Filial Córdoba del IMFC.
La reunión se enfocó en cuatro grandes ejes alrededor de los cuales se expresó un interés común de avanzar en articulaciones concretas a partir de la firma de acuerdos marco y programas de acción para el cooperativismo de la provincia.
El ministro Gill expuso la importancia de fortalecer dispositivos que permitan la producción de información sobre la cantidad de cooperativas, los sectores más relevantes en los que se desempeñan a lo largo del territorio y el nivel de actividad económica que representan para Córdoba. «Nuestra provincia cuenta con una de las más importantes tradiciones cooperativas de la Argentina y la región, caracterizada por su fuerte impronta democrática pero también su eficiencia en la gestión», remarcó el funcionario a cargo del primer ministerio en Argentina destinado a  potenciar el sector. 
Junio, también director del Centro Cultural de la Cooperación, indicó: «Nos parece fundamental que uno de los ejes estratégicos de esta gestión esté dirigido a incentivar la participación de todos los sectores productivos cooperativos y que además impulse el fortalecimiento institucional para las cooperativas».  En este sentido, Pablo Tissera coincidió con Junio y remarcó que «la representatividad del cooperativismo en toda la provincia y también del mutualismo, expresan una gran tradición de gestión cuyos valores solidarios, colaborativos y de impronta transformadora trasciende por mucho al impacto solamente económico. Que el Estado Provincial reconozca esta potencia a través de un ministerio y que además nos convoque a todas y todos los representantes de la economía social y solidaria a construir y aportar nuestras voces y opiniones, es un hecho histórico».

Unidades productivas
Otro de los elementos centrales del plan de gestión de Gill está en la formación, la capacitación y la profesionalización de los distintos roles de la gestión cooperativa, un terreno en el que el ministro y la vicerrectora de la UNMV señalan se ha acumulado una vasta experiencia. «La clave para sustentabilizar la vida social y económica de las unidades productivas cooperativas está en la instalación de la capacidad de gestión, con perspectiva innovadora, accesible, de género y ambiental. Desde la Universidad ratificamos nuestro compromiso con el desarrollo de un modelo que garantice la calidad del conocimiento al servicio del desarrollo local como clave para el empoderamiento de nuestras comunidades».
Luis «el Chino» Sanjurjo rescató que, dentro de los sectores con los que se está trabajando, se contemple el impulso a proyectos de las Industrias Culturales, las Artesanías y la Gestión de Espacios Culturales. «Las cooperativas de la economía cultural argentina pueden ofrecer soluciones que nuestro país necesita: agregan valor en los procesos productivos en forma predominante a través de la creatividad y en muchos casos también generan divisas con la exportación de bienes y servicios: bandas como la Delio Valdez en la industria de la música o Matajuegos en la industria de videojuegos demuestran que no se trata solo de casos de éxito sino que además representan un camino a seguir de cara a la diversificación de  nuestra matriz productiva».