Encuentros

Osvaldo Pugliese: Tango, sociedad y política

«Pugliese es Osvaldo y es San. Cierto desliz con aire maradoneano se encuentra en su esquina, en su cruce mítico de música y bondad, de belleza y comunismo, inclinándose, con el vaivén de la danza, hacia un lado o hacia otro, según quien quiera bailar el baile». Con estas palabras comienza el libro Osvaldo Pugliese: Tango, sociedad y política, de Daniel Campione, coordinador de Departamento Unidad de Información del Centro Cultural de la Cooperación «Floreal Gorini».
El historiador y politólogo presentó esta obra en la sala Osvaldo Pugliese acompañado del escritor e investigador Gustavo Varela y de Walter Alegre, coordinador del Departamento La Ciudad del Tango, del CCC. El libro es una investigación sobre la militancia política y gremial del maestro; su repercusión popular, sus tangos de temática social y política, el surgimiento de «San Pugliese» y presta particular atención al enfoque cooperativo y solidario con el que el músico condujo su orquesta y toda su trayectoria artística y humana.
Campione destacó: «El libro como tal se empezó a originar en 2020 y me vinculé emotiva e intelectualmente con el tema. Y ahí pensé, esto lo tengo que profundizar, hacer entrevistas, leer la prensa de la época, estudiar más la música de Osvaldo y sus pronunciamientos políticos y sociales y sindicales. Eso se fue convirtiendo en un libro».
Sobre la persona y la figura de Pugliese comentó que «él es un ejemplo artístico, político y ético, tres aspectos inescindibles en lo que es una figura digna de admiración, su coeherencia». Para luego cerrar con: «Es muy importante traer la memoria de Pugliese al presente y proyectar hacia el porvenir la idea de que fue un luchador por una sociedad justa e igualitaria. Entonces, los que tenemos la idea de que se debe llegar a una sociedad sin explotación, sin pobreza, sin acumulación de riqueza y sin destrucción del medioambiente, tenemos en Pugliese a un referente. Si el libro logra acercar a algunas personas a esa persona, creo que está cubierto el objetivo básico de este trabajo».
Varela, por su parte, leyó un texto propio, entre filosófico y poético del gran músico argentino: «Osvaldo Pugliese es la escuela». Y para finalizar el encuentro, Alegre comentó: «Si hablamos de gente transgresora, bueno, no hay nada más transgresor que Pugliese, hasta sus últimos días. Entonces se hace más que necesario traer hoy un ejemplo de excelencia artística, de coherencia humana y de tozudez ideológica, de convencimiento, y eso está más vigente que nunca en su figura y su arte». 

Foto: Jorge Aloy