Cooperativismo | ESPACIO LEÓNIDAS BARLETTA

Espíritu independiente

Ubicado en el ex Teatro del Pueblo, funcionará como extensión del CCC Floreal Gorini. Gran acto de apertura, con la presencia del ministro de Cultura de la Nación.

Celebración. Luego de meses de puesta en valor, se realizó la inauguración oficial.

PILAR CAMACHO

La cultura y las ciencias sociales tienen un nuevo lugar en la Ciudad de Buenos Aires. Se trata del Espacio Experimental Leónidas Barletta, un ámbito que el movimiento nucleado en el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC) acaba de inaugurar y que será un apéndice del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, que continuará con sus propuestas habituales, sumando un espacio más a su intensa actividad. Ubicado en un lugar emblemático como el del ex Teatro del Pueblo, en Diagonal Norte 943, y homenajeando a una figura indispensable del teatro independiente como Barletta, abre sus puertas una sala que, en sintonía con el ideario impulsado por Floreal Gorini, ampliará los escenarios para debatir y hacer arte, letras y ciencia, fomentando el compromiso social y el pensamiento crítico. Un doble legado bajo el signo de Barletta y de Gorini.
Tras una notable puesta en valor del histórico espacio, fundado en 1930 (ver recuadro), finalmente se realizó el acto de inauguración, que contó con la presencia del ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, entre otros destacados artistas, intelectuales, gestores y funcionarios culturales, cooperativistas, dirigentes políticos, representantes de organismos de derechos humanos como Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; la actriz Cristina Banegas; e integrantes de las distintas áreas y departamentos del Centro Cultural Cooperación (CCC), como Juan Carlos Junio, su director, y Juano Villafañe, director artístico de la institución.
En ese marco, Bauer celebró la puesta en marcha de la nueva etapa y resaltó: «Que todas las tradiciones y todas las memorias radicadas en esta sala sean tomadas por nuestros jóvenes es indispensable para construir un futuro mejor y más hermoso. Sé que este espacio cultural va a contribuir a esa creación para la Argentina y para nuestra América Latina». Acompañado de otros funcionarios del Ministerio de Cultura, como Lucrecia Cardoso y Luis Sanjurjo, Bauer dijo que «así como todos tenemos el ejemplo de gestión del Centro Cultural de la Cooperación, a partir de hoy vamos a llevarnos el ejemplo de la manera en que será gestionado este espacio».

Juntos. Personalidades del arte, la política y la cultura dijeron presente en el acto.

PILAR CAMACHO

«Es una gran noche para la cultura nacional», dijo Junio. Y añadió: «Desde la cultura podemos convencer por los valores del progreso, del humanismo, por los valores de la solidaridad». A la par, mencionó y reconoció especialmente la tarea del dirigente cooperativista y diputado Carlos Heller, también presente en la sala, al momento de generar ámbitos de desarrollo de las artes y las ciencias. «Los cooperativistas podemos hacer un aporte desde la cultura, desde las ciencias sociales, a la disputa por la transformación del mundo, de la vida», manifestó el director del CCC, quien subrayó además que el espacio avanzará con «un esfuerzo particular para interpelar a la juventud».

Transformador y revolucionario
Antoaneta Madjarova y Manuel Santos Iñurrieta, artistas, dramaturgos e integrantes históricos del equipo de trabajo del CCC Floreal Gorini, comentaron algunas de las coordenadas que guiarán la propuesta del lugar. «Nos planteamos desarrollar una amplia actividad experimental, sentimos que esa tarea es un objetivo muy valioso para lo artístico y la producción del conocimiento; creemos muy necesario que los artistas y los investigadores dispongan de espacios y herramientas para involucrarse en la búsqueda de recursos diferentes y novedosos», explicó Madjarova. Santos Iñurrieta, a su turno, profundizó en los principios que impulsan la iniciativa: «Hemos sido consecuentes con lo que nos propusimos, hacer un teatro independiente, de arte, comprometido con la vida, transformador y revolucionario y eso da cuenta de que somos continuidad del ideario forjado por Barletta y del espíritu de los independientes».

Agenda. La actividad iniciará en marzo.

PILAR CAMACHO

Además del reconocimiento a Barletta, la sala principal celebra con su nombre a la recordada actriz Inda Ledesma y el ámbito para encuentros, muestras y exposiciones homenajea al destacado intelectual Horacio González, recientemente fallecido. Vanina Fabiak, actriz e hija de Ledesma y Liliana Herrero, compañera de González, participaron también del lanzamiento del espacio artístico. «Me parece fantástico que este lugar siga vigente y es un gran honor que lleve el nombre de mi madre. Ella se lo merece, porque ha sido una gran luchadora, una gran investigadora y una rupturista de moldes», sostuvo Fabiak. Visiblemente emocionada, Herrero manifestó: «Horacio está en el aire y en los corazones, no es mi propiedad», para aludir al legado compartido del ensayista. Y recalcó: «El arte es portador de un estallido y en ese acto es que excede a las instituciones y, a veces, tenemos la suerte en los tiempos de la historia de que las verdaderas instituciones salen a la calle y ahí formamos la gran batalla que tenemos que dar».
El acto de lanzamiento del Espacio Experimental Leónidas Barletta tuvo su cierre con la participación de tres reconocidos artistas vinculados con el ámbito actoral. Luisa Kuliok, Alejandra Darín y Raúl Serrano completaron las palabras de una noche atravesada por el recuerdo, el homenaje y la celebración. «Esto es una invitación al riesgo, a las rupturas. Tengo la sensación de que este espacio es como un lugar de amparo, como si alguien te tendiera la mano y te acompañara en el salto, en la rebelión», sostuvo Kuliok. La presidenta de la Asociación Argentina de Actores, Darín, reconoció la importancia «de continuar con alegría con las batallas y celebrar a los referentes que nos han enseñado tanto, y a seguir el camino y el trabajo con el teatro nacional de la mano de autores, actores, técnicos y de todos los involucrados en la cultura». «Lo que Barletta nos deja como principal enseñanza no es una idea abstracta sino la profunda reflexión acerca de la contradicción que existe entre el negocio y el arte. La enseñanza es pasar a la acción, es necesario comenzar con la práctica concreta de una política cultural», culminó Serrano, quien visualizó al espacio como «un puntal en el teatro de arte en la Argentina».


Maximiliano Senkiw