Cooperativismo | Encuentros

Homenaje a Osvaldo Pugliese

Corrientes y Luis María drago. Junio fue uno de los oradores del acto.

En una nueva convocatoria en la esquina de la avenida Corrientes y Luis María Drago, del barrio porteño de Villa Crespo, tuvo lugar el homenaje al aniversario 116 del natalicio del compositor Osvaldo Pugliese. La organización estuvo a cargo de la Comisión de Asociados de la filial Villa Crespo de Credicoop junto con instituciones barriales, como el Centro Cultural Osvaldo Pugliese, el Club Atlético Atlanta, el Partido Solidario y el Partido Comunista. «Desde hace 25 años la Comisión de Asociados de Credicoop Villa Crespo se junta en esta esquina dos veces al año para recordar al hombre que éticamente ha sido consecuente con sus ideas y ha sido un ejemplo de solidaridad», apuntó Simón Poliak, integrante de la Comisión. Ayelén Beigbeder, dirigente de la Federación Juvenil Comunista, señaló: «El aplauso de hoy, por supuesto, se lo lleva nuestro camarada Osvaldo Pugliese, que luchó no solamente en la Argentina sino en todo el mundo por una vida digna». Leonardo Lucchese, de la junta comunal de la comuna 15, afirmó: «Creo que hay que tomar al gran maestro, escucharlo, analizarlo, pensarlo y llevarlo a la juventud». Ángel Romano (también de la Comisión de Asociados de la filial Villa Crespo de Credicoop), expresó: «El compromiso del maestro implicó una permanencia estética, artística y social y política sin fisuras, le puso el cuerpo a las persecuciones, a la prisión y a las prohibiciones en la radiodifusión como medida de censura política». «Lo tenemos presente en nuestra memoria como compositor, como intérprete, como sindicalista, como cooperativista, como internacionalista con la República Española, como ser humano solidario y compañero», dijo Emilio Anzorena, en representación del PC. «Quiero decirles que estamos luchando por hacer acá, en Villa Crespo, el museo que guarde sus más preciados recuerdos», reveló Lydia Elman (compañera de vida de Pugliese).
En el cierre, Juan Carlos Junio, director del CCC Floreal Gorini y presidente del IMFC, subrayó: «Había un rasgo determinante, además de su talento y su amor al tango y a la música, que es lo que lo llevó, en definitiva, a ser amado y conocido por todo su pueblo: su música, su tango junto con su ejemplo de lucha política». La jornada cerró con música de Flavio Gabaldón, Ana María Miranda y la orquesta La Trúa.