Cooperativismo

Las múltiples violencias

No solo golpes. Prigoshin detalló las diversas agresiones que sufren las mujeres.

 

La abogada especializada en género y salud sexual y coordinadora de la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación (CONSAVIG), Perla Prigoshin, disertó en el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini. La charla fue presentada por Marta Gaitán (presidenta de la Secretaría de Género del IMFC) y María de los Ángeles Mendía (presidenta del Comité de Equidad de Género de la Cooperativa de Electricidad de Zárate). También estuvieron presentes Jorge Mosquera, de la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género; Gisela Wild, presidenta del Comité de Equidad de Género de COOPERAR; Gabriela Buffa, representante de la juventud de la Alianza Cooperativa Internaciona; Paula Faedi, coordinadora  Regional de la Comisión Nacional de Microcrédito; y Ana López, integrante de Idelcoop.
Prigoshin fue directora de Protección Integral y Articulación de Acciones Directas del Consejo Nacional de Mujeres, donde coordinó el proceso que reglamentó la Ley 26485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres. También redactó numerosos proyectos enviados a la Legislatura porteña y al Congreso de la Nación, como la ley de interrupción de embarazos incompatibles con la vida y la de anticoncepción quirúrgica. Al inicio, precisó el concepto de violencia de género. «La violencia de género es una conducta de un hombre que se produce por acción u omisión y que está dirigida a afectar la calidad de vida de las mujeres», definió. Dicha orientación parte de una relación desigual de poder, donde la mujer sufre un daño por el solo hecho de ser mujer.
Siguiendo la Ley de Protección Integral, la violencia de género se divide en tipos: física, psicológica, sexual, económica y patrimonial, y simbólica, y sus modalidades: doméstica, institucional, laboral, contra la libertad reproductiva, obstétrica y mediática, que la funcionaria graficó con ejemplos cotidianos. La violencia simbólica, afirmó Prigoshin, es la violencia legitimadora de todas las otras violencias. «Las instituciones, los medios y la escuela como espacios de reproducción de valores presionan a través de mensajes, de signos y de símbolos en las personas y en los grupos sociales», aseguró. «Pero esas personas y grupos que ya están formateados a través de los mensajes, signos y símbolos a su vez crecen, se forman e integran las nuevas instituciones que vuelven a presionar transmitiendo los valores del patriarcado».