Cooperativismo

Memorias dela lucha

En el marco de Escrache. Imágenes de una generación que nos devolvió a la historia –muestra de la fotógrafa y exintegrante de la agrupación h.i.j.o.s., Julieta Colomer, expuesta en el ccc Floreal Gorini– se realizó la charla debate «El escrache y otras formas de protesta» en la construcción de memoria y justicia. Además de Colomer integraron el panel Juan Pablo Pérez (a cargo del departamento de Ideas Visuales del Centro Cultural de la Cooperación, organizador de la presentación); Ana María Careaga (psicoanalista y sobreviviente del centro de detención clandestino Club Atlético); Alejandro Kaufman (docente universitario y ensayista) y Hernán Cardinale (fotógrafo y editor del libro de fotografías de la muestra). «Podemos pensar al escrache como un disparador, como reflexión, como práctica, como estrategia de lucha en función de recuperar algunas banderas, algunas tácticas de ocupación del espacio público, de recuperar la idea de memoria», señaló Pérez. Cardinale, por su parte, afirmó: «Es un modo de interpelar. Descubrimos, en ese tránsito a través de los barrios, que podíamos empezar a hacer crecer las memorias dialogando». Colomer, en tanto, manifestó que el objetivo de su trabajo fotográfico es «la necesidad de recuperar los vínculos sociales para reconstruir la memoria y construir justicia». Careaga, por su parte, sostuvo: «Uno de los efectos devastadores del terrorismo de Estado fue el secuestro y la desaparición de una joven generación pensante, comprometida con la realidad de su tiempo, con proyectos emancipatorios, con la búsqueda de una sociedad más justa». Kaufman, poniendo como ejemplos el escrache o el surgimiento de agrupaciones como Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, señaló que «la argentina es una sociedad que tiene muchas singularidades. El movimiento de derechos humanos es argentino».