Cooperativismo

Nuevo escenario

Los desafíos que presenta el neoliberalismo a las organizaciones de la economía social y solidaria fueron el eje de la exposición que encabezaron investigadores de la región en el Centro Cultural Floreal Gorini. Organizada por el Departamento de Economía Social, Cooperativismo y Autogestión del CCC, la actividad contó con la presencia de Antonio Cruz, investigador en el Núcleo Interdisciplinario sobre Tecnologías Sociales y Economía Solidaria en Brasil; Cecilia Matonte Silva, de la Unidad de Estudios Cooperativos de la Universidad de la República del Uruguay; Carlos Arlet, director del Fondo de Desarrollo del Instituto Nacional de Cooperativismo (INACOOP) de Uruguay; José Luis Coraggio, director de la Maestría en Economía Social de la Universidad Nacional de General San Martín; y Pablo Imen, director de IDELCOOP. Valeria Mutuberría Lazarini, coordinadora del Departamento de Economía Social, Cooperativismo y Autogestión del CCC, presentó a los expositores. Cruz expuso parte de su tesis de doctorado, que realizó en Buenos Aires, Montevideo y San Pablo. «La dinámica de la economía social y solidaria tiene, en este proceso, un rol anticíclico, en el sentido de que emerge de manera significativa. Aunque el cooperativismo tenga una capacidad importante de continuar creciendo en momentos de expansión del sistema capitalista, de hecho, es en los momentos de crisis que la cooperación se vuelve una posibilidad efectiva de cambiar la vida de la gente más pobre». Matonte Silva expresó: «Hay que ir más allá de  lo económico, estar más atentos a la dimensión cultural, a la formación política, porque en esta etapa una se pregunta cómo en esta Argentina que prácticamente todas las semanas le están anunciado un aumento en las tarifas públicas, por ejemplo, sigue legitimando un gobierno que atenta contra ellos mismos», analizó. «Uruguay atravesó una serie de políticas públicas que han desarrollado a la economía social y solidaria a un punto importante, no en su incidencia en el Producto Bruto Interno, sino en la estructura que ha generado al multiplicar por varias veces las distintas formas cooperativas», dijo, por su parte, Arlet. Coraggio insistió en que «la propuesta de otra economía tiene que ser global». Sobre el final, Imen repasó algunos de los desafíos «para construir un cooperativismo transformador», entre ellos, «resistir las políticas neoliberales que afectan al conjunto del país con una doble agenda, que resista y que cree nuevas formas de hacer y pensar».


Panel. Mutuberría Lazarini, Imen, Matonte Silva, Arlet, Coraggio y Cruz, en el CCC.