Cooperativismo

Pensar la Justicia que vendrá

Con el objetivo de debatir sobre el sistema judicial, se realizó en el Centro Cultural de la Cooperación la jornada «Tiempo de pensar la Justicia». Selección de jueces, desigualdad de acceso a la Justicia e interpretación de las normas jurídicas, fueron algunos de los temas abordados en el encuentro organizado por el diario cooperativo Tiempo Argentino, el Sindicato de Trabajadores Judiciales de la República Argentina (SITRAJURA) y el CCC.
El filósofo Darío Sztajnszrajber fue quien introdujo el debate. «Hoy –reflexionó–, podemos decir que puede ser que exista la Justicia en sí, pero es inaccesible. Solo podemos aspirar a la construcción de un sistema de derecho que aspire lo máximo posible a esa Justicia en sí», agregó. Como moderador del debate Adrián Murano, uno de los periodistas del diario dijo que: «Es urgente pensar la Justicia que viene», y luego le dio la palabra a Gonzalo Semeria, abogado e investigador del Departamento de Derechos Humanos del CCC. «Debemos generar confianza con un derecho diverso, heterogéneo y que se haga cargo de la politicidad de sus decisiones, procurando un acceso de ingreso al dispositivo judicial para todes», manifestó el investigador.
Seguidamente intervino la directora del Área de Justicia y Seguridad del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Paula Litvachky, quien se refirió al «capital simbólico para poder reclamar ante las autoridades», y ejemplificó con el caso de Salomé Valenzuela. «Las autoridades policiales y judiciales dijeron que seguramente era víctima de una red de trata, cuando en realidad su cuerpo había sido enterrado como NN tras haber sido encontrado calcinado en un descampado. Nadie se molestó en investigar de quién se trataba porque es gente pobre», enfatizó la directora del CELS. En tanto, el juez de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, Roberto Pompa, opinó que «los jueces deberíamos pensar, cada vez que arrancamos el día, para qué somos jueces y, al terminar el día, preguntarnos si hemos hecho lo necesario para dar respuesta a la primera pregunta».
Por último, la extitular de la Procuración General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, manifestó que «la Justicia que tenemos es selectiva, clasista, indiferente a las desigualdades, alejada de la gente y patriarcal». «Para alcanzar esa Justicia inclusiva –señaló la ex funcionaria judicial– es necesario que los magistrados, los fiscales, las y los funcionarios puedan llegar a identificar el componente identitario común que los une al otro. Ese reconocimiento –concluyó– es el producto de una construcción cooperativa».     


Diagnóstico. Los especialistas reflexionaron sobre el rol de los actores del sector.