Cooperativismo

Poemas desde el alma

En una entrevista, Rubén Amaya dijo de la poesía: «Es un compromiso, una actitud frente a la vida. Asumirse como poeta no consiste en escribir poemas. Es sostener con las actitudes cotidianas cada cosa que se escribe». Ese amor del autor por la palabra poética quedó reflejado en la sala Osvaldo Pugliese del CCC Floreal Gorini, lugar en el que presentó dos de sus libros (Simple como el pan y El amor, al fin y al cabo), en el marco de los ciclos que lleva adelante el Espacio Juan L. Ortiz del Centro Cultural de la Cooperación. Junto con el autor, a cargo de los recitados de poemas, estuvieron los músicos Ángel Crego y Diego Smetana, acompañándolo con el canto y la guitarra.     
«Toda persona bien educada, cuando llega a un lugar por primera vez, lo que hace es presentarse, y aunque muchos no lo crean, los poetas a veces somos bien educados, entonces me voy a presentar: soy el remotísimo habitante de una región tan alejada de los centros imperiales que no pueden saber hasta ahora adónde estamos parados, soy el provinciano de América del Sur», dijo Amaya, para luego recitar sus poemas, con música de fondo.