Cooperativismo

RCT: Festejo y apertura de espacio de lectura

Residencias Cooperativas de Turismo (RCT) organizó, como todos los años, un festejo para celebrar el éxito de su temporada. Compartieron una concurrida cena de gala empleados que trabajan en las oficinas comerciales de Buenos Aires y en el Complejo ubicado en la localidad de Chapadmalal en General Pueyrredón, integrantes del consejo de administración de la entidad, representantes del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, dirigentes del Banco Credicoop, funcionarios del Gobierno municipal e integrantes del Concejo Deliberante del partido. En el comienzo de la ceremonia, el presidente de Residencias Juan Torres recibió por décimo primer año consecutivo el certificado de la categoría «Gold Crown», un reconocimiento que hace la cadena internacional de tiempo compartido RCI a los centros turísticos más destacados. «Esto nos obliga a seguir trabajando para mantener y mejorar lo conseguido», destacó el dirigente. Además, se entregaron cheques a diferentes organizaciones de la comunidad, con las que permanentemente colabora la cooperativa. Los fondos de las donaciones, que surgen de un porcentaje de las compras realizadas por los asociados con la Tarjeta Cabal, fueron recibidos por representantes del jardín de infantes, la escuela primaria, la escuela secundaria, la parroquia y la sociedad de fomento del barrio.
En otro tramo de la velada, los empleados de la cooperativa que se jubilaron recibieron medallas en reconocimiento a su labor. Uno de los homenajeados fue el jefe de mantenimiento, Mario Montesanti, que trabajó durante más de 30 años en el complejo. «Fue un momento muy emotivo porque Mario es parte de esta gran familia que es Residencias», dijo Eduardo Clur, coordinador comercial de la entidad. También se sortearon importantes premios entre los empleados: heladeras, televisores led, computadoras, equipos musicales, entre otros, y el humorista José Luis Gioia y el cantante Rubén Matos cerraron el festejo. En ese mismo marco, se inauguró en las instalaciones de RCT el Café Literario «Julio Queirolo», con la presencia de dirigentes del banco y del IMFC y familiares y amigos del fallecido dirigente cooperativo que da nombre al espacio. «La idea –explicó Torres– es que los huéspedes pueden pedir un libro y disfrutar de un café o un mate acompañados de buena lectura».