Cooperativismo

Saberes compartidos

Mención honorífica. Villar, Heller, Rofman y Pastore, en la Universidad de Quilmes.

La Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) distinguió a Carlos Heller, presidente del Banco Credicoop, con una Mención Honorífica por su trayectoria y sus aportes como dirigente al movimiento cooperativo nacional e internacional.  Alejandro Villar, rector de la UNQ, entregó el reconocimiento en una ceremonia llevada adelante en el Auditorio Nicolás Casullo de dicha casa de estudios. En el mismo acto también fue reconocido con Mención Honorífica Alejandro Rofman, doctor en Ciencias Económicas y destacado  investigador de la temática Economías Regionales. Heller repasó su trayectoria dentro del movimiento cooperativo, que inició en 1963 en la caja de créditos Villa Maipú (provincia de Buenos Aires). «Recibir esta mención –dijo– para mí tiene un enorme valor, no es el título de ingeniero que mi vieja festejaría si yo le hubiera podido entregar alguna vez, pero es un reconocimiento académico a alguien que tuvo que aprender a partir de la experiencia, que asumió el compromiso de devolverle a la sociedad todo lo que había podido aprender, tratando de simplificar lo que otros hacen difícil». Rofman, por su parte,  se refirió al actual contexto en el que se desenvuelven los agricultores familiares en la actividad productiva nacional, teniendo en cuenta «su necesaria participación» para el adecuado funcionamiento del consumo de alimentos. «Siempre fue el sector más castigado, más desconocido, más ignorado y más relegado de la vida productiva junto con los trabajadores rurales. Y en ese sentido me ha preocupado, de forma permanente, el análisis de la situación en la que se desenvuelven, el vínculo con el contexto político y económico nacional y las características de su actividad», subrayó.
El rector, a su turno,  añadió: «Ellos hablan para que los entendamos. Ese es uno de los elementos que me parece más importante de destacar, junto con la preocupación por los sectores que menos tienen y por la capacidad para además generar discurso, debate, en sus áreas de experticia. Reconocer esto es decir que esta casa de estudios busca que las universidades sean una voz que generen espacios para que estas voces se escuchen en un escenario en donde se apagan las luces, se apagan las voces, se tratan de controlar, creemos que la universidad pública tiene como parte de su opción ese desafío». El acto contó además con el acompañamiento de Rodolfo Pastore, director del departamento de Economía y Administración de la UNQ.