Cooperativismo

Tratamiento mediático del delito

«El libro tiene que ver con los casos judiciales más resonantes y el tratamiento de los medios. Cómo los medios a veces juzgan, condenan o absuelven a una persona y eso no tiene nada que ver con la realidad que hay en el expediente. A veces una persona es inocente y sin embargo los medios ya la juzgaron, y por más que la absuelvan jurídicamente, la opinión pública o la sociedad y los medios ya la condenaron y no tiene vuelta atrás». Estas fueron las palabras de Darío Villarruel, periodista, abogado y autor de la obra (In)justicia mediática. Cuando el periodismo quiere ser juez, que se presentó en la sala Jacobo Laks del CCC Floreal Gorini. Junto con el autor estuvieron en la charla Gustavo Gallo (defensor oficial de menores de la Defensoría General de la Nación) y Adrián Grünberg (juez del Tribunal Oral Federal Nº 1). Coordinó Pablo Perel, a cargo del departamento de Derechos Humanos del Centro Cultural de la Cooperación y organizador de la presentación. En (In)justicia mediática se analizan casos famosos como el de Oscar Mangeri, la Hiena Barrios o el del cura Julio César Grassi, junto a otras problemáticas vinculadas con la seguridad a partir del abordaje que hacen los medios.
Gallo, autor de uno de los capítulos, basándose en el hecho de que los menores de edad «son uno de los ejes de la injusticia mediática» y que suelen ser estigmatizados por la sociedad, afirmó: «Todavía acá en la Argentina hay que adecuar la normativa a parámetros establecidos por ejemplo por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, es decir, que haya un verdadero sistema de responsabilidad penal donde se pueda trabajar seriamente con un chico en cuanto a la responsabilidad por el ilícito que cometa».
En sintonía con lo expresado por Gallo, Grünberg destacó la necesidad de enfocarse con celeridad en el tema de los menores para lograr disminuir los niveles de inseguridad en un plazo razonable, «en el sentido de tender redes de asistencia social, de sacarlos de la droga, de la violencia, del desamparo, de la vulnerabilidad para que estén contenidos y el día de mañana tengamos menos niveles de delitos». Por último, puntualizó que los principales méritos de la obra son el análisis riguroso de cuestiones como el principio de inocencia y la excarcelación.