Cooperativismo

Una carta que sigue denunciando

La vigencia de Walsh. Vázquez, Bertoia, Ginzberg, Tepper y Espósito.
 

Los Derechos humanos de Cambiemos: La mirada desde el periodismo fue el título de la charla debate que organizó el departamento de Comunicación del CCC y coordinó Leonardo Vázquez, en el marco de la Semana de la Memoria y en homenaje a Rodolfo Walsh a 40 años de su desaparición. Disertaron Luciana Bertoia (periodista especializada en Derechos Humanos), Victoria Ginzberg (periodista de Página/12), Giselle Tepper (comunicadora social e integrante de la agrupación HIJOS) y Néstor Espósito (periodista de Radio Del Plata especializado en temas judiciales). En la apertura se proyectó un fragmento del documental Reconstrucción de un hombre: La carta, que realizó el departamento de Audiovisuales del CCC Floreal Gorini para Canal Encuentro, sobre Rodolfo Walsh. «La inauguración del gobierno de Cambiemos en su mirada hacia los derechos humanos recibiendo al presidente de Estados Unidos un 24 de marzo, con todo el peso simbólico que eso tenía, era un indicio de lo que podía llegar a suceder. Algunas de las sospechas se fueron confirmando, respecto de que este gobierno iba a representar efectivamente un retroceso en el camino de memoria, verdad y justicia», dijo Vázquez. Ginzberg se refirió al «soporte ideológico y económico» que comparten la última dictadura con el gobierno nacional y recordó los tres puntos con que, desde un tradicional matutino, se planteaba condicionar al gobierno entrante un día después del balotaje 2015: el fin de la persecución a los civiles, la prisión domiciliaria para militares mayores de 70 años y un cambio del relato sobre lo ocurrido durante la década del 70. A la par, Bertoia hizo referencia al resurgimiento de organizaciones de la «memoria completa», materializado en el «reconocimiento que el gobierno les da al volverlos un interlocutor político válido como para que ministros y secretarios se reúnan con ellos». Espósito enfatizó la necesidad de «conceder un derecho que como colectivo nos ha sido negado durante toda la dictadura», en alusión al citado derecho de prisión domiciliaria. «Muchos de los que en 2003, 2004 eran personas todavía saludables hoy son gente que se está muriendo. La memoria, la verdad y la justicia tiene además aparejado un derecho, que es el derecho a la piedad». Tepper recordó la vigencia de la Carta Abierta a la Junta Militar: «En los juicios de la Megacausa ESMA se leyó una parte de la carta y hubo aplausos en la sala, y luego el genocida Tigre Acosta desde el penal hizo una carta manuscrita al Tribunal donde se quejó de este aplauso, es decir, les molesta la carta en los juicios. En el juicio por el Vesubio se incluyó. En el juicio de Campo de Mayo también se nombra a Rodolfo Walsh. Es decir, hasta el día de hoy, la carta sigue denunciando».