Cooperativismo | HOMENAJE A EDGARDO FORM EN COOPERAR

Una figura inolvidable

Quien fuera presidente del IMFC fue recordado en la última asamblea de la Confederación por su notable trayectoria como dirigente y por su inmensa calidad humana.

Para siempre. Familiares de Form, junto a Guarco y Junio, descubrieron la placa recordatoria en la sede de Cooperar.

Foto: Diego Martinez

Como cada año, la Confederación Cooperativa de la República Argentina (COOPERAR) realizó su Asamblea General Ordinaria, pero en esta oportunidad, el orden del día incluyó un punto especial: un sentido homenaje a Edgardo Form, vicepresidente de la Confederación y presidente del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos hasta su fallecimiento el pasado 9 de noviembre. 
En ese marco, Ariel Guarco, presidente de COOPERAR, dirigió unas emotivas palabras ante la presencia de la familia de Form: su esposa Rut, sus hijos Irene y Joaquín y su hermano Jorge, para luego descubrir un retrato en su homenaje que quedó instalado en la sala principal de la sede de la entidad. «Qué mejor ocasión que la Asamblea, el día más importante en la vida de una cooperativa, un día de fiesta, para rendirle homenaje», dijo Guarco y recordó a Form como «un amigo, el que le ponía orden a todo y que tenía la palabra justa». «Dedicó su vida a esto que construimos entre todos y me ayudó a ser un buen constructor», agregó, y señaló que su legado se pondrá en valor con el tiempo y «va a quedar en la historia». 
Emocionado, Juan Carlos Junio, presidente del IMFC, recordó a Edgardo Form como alguien que «logró dentro de lo imperfecto que somos los seres humanos, algo muy trascendente: vivir como se piensa, ser coherente entre lo que se piensa y lo que se dice en la vida cotidiana y llevarlo a la práctica con sus compañeros y compañeras», y destacó que «siempre tuvo el respeto y el afecto en todos los órdenes, fue un gran dialoguista y a su vez, firme en sus convicciones ideológicas, culturales, políticas». También resaltó que «Edgardo fue un hombre excepcional, un amigo entrañable, un ser humano cargado de amor y respeto por el otro que generaba un vínculo de calidez». Finalmente, advirtió el rol de la militancia «como rasgo de compromiso del ser humano, la militancia social, cultural y política, la entrega para un proyecto colectivo más allá de la perspectiva individual de cada uno» y señaló que el legado de Edgardo Form se «irá haciendo en los tiempos por venir». (ver video)
La Memoria de la Asamblea también incluyó cálidas palabras de reconocimiento a Form, «un dirigente muy activo que aportó una irremplazable capacidad de diálogo, que se tradujo en un rol clave a la hora de armonizar las miradas de todos los sectores que integran la Confederación». También se destacó su formación docente y su trayectoria política. «Sus vínculos con las distintas iglesias lo llevaron a idear el diálogo interdoctrinario de esta Confederación, puesto al servicio de los objetivos de COOPERAR», señalaron, y resaltaron que «su misión y su obra deben formar parte del patrimonio cultural». 
Durante su desarrollo, la Asamblea tuvo otros puntos destacados: se presentó el Balance Social Cooperativo, que expuso la sintonía entre el Plan Estratégico de COOPERAR, los principios cooperativos y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En cuanto a la elección de autoridades, se ratificó a Ariel Guarco como presidente, quien también fue reelecto recientemente como presidente de la Alianza Cooperativa Internacional.
El Instituto Movilizador estuvo representado presencialmente, además de por su presidente Juan Carlos Junio, por el secretario Alfredo Saavedra y de manera remota por Marta Gaitán, presidenta del Comité de Género, el tesorero Rafael Massimo y las consejeras Graciela del Valle Bissaro, Claudia Paredes y María Guillermina Aumedes. Cabe destacar que Junio fue designado como consejero titular de la Confederación por dos ejercicios y Gaitán continuará como presidenta del Comité de Género de la confederación.


María José Ralli