Cooperativismo | CCC 20 AÑOS

Voces latinoamericanas

Representantes de áreas culturales de toda la región participaron de un panel debate y recorrieron las instalaciones en la primera jornada de celebración.

Mancomunados. El encuentro brindó una rica diversidad de miradas sobre la coyuntura sociopolitica regional (Fotos: Jorge Aloy y 3Estudio/Juan Quiles).

Con la recepción de un nutrido grupo de representantes de áreas culturales de diversos países latinoamericanos comenzaron los festejos por los 20 años del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, que culminan hoy con un gran acto público en Corrientes 1543. Los y las funcionarias participaron de un panel en el que intercambiaron experiencias en torno a la gestión de la cultura en sus respectivos países. La mesa, realizada en la imponente sala Solidaridad, estuvo encabezada por Juan Carlos Junio, director del CCC y el politólogo Atilio Boron. «Este evento continental está siendo posible por la voluntad política y fraternal de nuestro ministro de cultura, desde que nació esta idea “temeraria” de convocar a las personalidades que despliegan las políticas públicas en el área de la cultura de nuestro continente, tratando de capitalizar la segunda ola de Gobiernos populares», expresó Junio, para luego dar la palabra a Tristán Bauer, ministro de Cultura de la Nación. «Este Centro Cultural –dijo Bauer– nació en años difíciles y convulsionados, donde todo parecía imposible y sin embargo, desde las dificultades seguramente surgieron las fortalezas», al tiempo que expresó que «un concepto fundamental de la cultura es trabajar en la diversidad cultural, la hermandad latinoamericana, que se expresa en esta mesa».
Boron, en tanto, advirtió: «Tenemos que tener en cuenta los cambios: los mayores de 45 años en su mayoría se informan con los medios tradicionales, pero los más jóvenes se informan a través de las redes sociales y la televisión cae progresivamente en desuso como fuente de información para este grupo. Esto nos obliga a repensar la batalla cultural en este nuevo contexto».
A su turno, Débora Quiring, directora de Promoción Cultural de Montevideo, dijo: «En Montevideo hay un trabajo territorial y con una mirada en pro de la construcción colectiva. No tenemos que regalar al mercado la puja de los valores culturales. Cuando a la cultura la toman los servicios públicos, produce comunidades diversas y complejas». Gabriela Rivadeneira, expresidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador, puso de relieve los embates del colonialismo en el campo del arte y las ideas. «La matriz cultural que tenemos está impuesta desde los procesos de colonización a través de una industria potente que sigue siendo hegemónica –señaló–. En la primera década del siglo XXI, en Nuestramérica nos encontramos en una ruptura de paradigma, nos atrevimos a plantear nuevas cosas».
Luego fue el turno de Abel Prieto Jiménez, presidente de Casa de las Américas de Cuba. «“No hay enemigo pequeño“, dice un refrán español, y nosotros decimos que no hay amigo pequeño para promover acciones humanizadoras y el cambio de la matriz cultural», dijo. En tanto, Alpidio Alonso, Ministro de Cultura de Cuba, sostuvo que «el mundo que estamos viviendo es de gran complejidad y las simplificaciones pueden ser fatales». El funcionario expresó que los Gobiernos progresistas no siempre le han dado «el valor que debe tener la cultura como parte de la propuesta transformadora y de emancipación» y valoró el encuentro con sus pares dado en el CCC porque «somos conscientes de la importancia de concertar acciones que nos pongan en camino para enfrentar la avalancha de la industria hegemónica».
A continuación tomó la palabra Anarella Vélez Osejo, Ministra de Las Culturas, Las Artes y Los Patrimonios de Los Pueblos de Honduras, quien transmitió el saludo de la presidenta hondureña Xiomara Castro, primera mujer en ocupar ese cargo en la historia de su país. «Nos sentimos más cercanos que nunca a los emancipadores e integracionistas latinoamericanos, en toda la región», dijo, y llamó a «refundar nuestra patria, que también es matria, para poner en marcha una profunda transformación del Estado en el marco de la solidaridad y el socialismo para devolverle la esperanza a nuestra Honduras. Esperamos estrechar el contacto con latinoamérica en todos los frentes posibles, entre ellos la cultura».
A su turno, Pelagio Condori, viceministro de Descolonización y Despatriarcalización del Estado Plurinacional de Bolivia, habló de la realidad de su país luego del golpe de Estado sufrido recientemente. «Bolivia con la recuperación de la democracia, recuperó el Ministerio de Cultura incluyendo la descolonización y la despatriarcalización. Quechua, aymara y más lenguas se hablan en Bolivia», afirmó. «La idea –agregó– es fortalecer nuestra identidad cultural, de las naciones indígenas, la de los campesinos y de los pueblos originarios».
Luego, Carmen Bohorquez, asesora principal del Ministro de Cultura y exdiputada nacional de la República Bolivariana de Venezuela, expresó: «Estados Unidos nunca nos ha visto como culturas auténticas, sino como malas copias de otras culturas, como hizo España cuando nos invadió y voló de un plumazo las riquezas de nuestro continente. Así nos considera aún hoy, como prolongación de su propia cultura». Y continuó: «¿Qué respuesta estamos dando a este denigrante tratamiento? Tenemos que hacer que las culturas de cada territorio sean un verdadero patrimonio nacional».
Cerró la lista de oradores Juca Ferreira, exministro de Cultura de Brasil; quien hizo hincapié en la hermandad entre los países de la región. «Somos parte de un contexto sociocultural e histórico muy parecido. No se puede ignorar la diversidad cultural de nuestra sociedad», expresó, y añadió: «Es necesario tener dos cosas para sobrevivir cuando el imperialismo ataca: la cohesión social y tener capacidad de enfrentarlos, construir una unidad política, cultural y de valores».
Desde la platea, investigadores del CCC y dirigentes cooperativistas siguieron atentamente las palabras de los y las disertantes. También estuvieron presentes en el público Patricia Kramer, directora general de Planificación Estratégica del departamento uruguayo de Canelones; Pedro Pablo Prada, embajador de Cuba; y Stella Marina Lugo de Montilla, embajadora de Venezuela. El intercambio prosiguió en la mañana del sábado 11, también en la sala Solidaridad, donde se llevó a cabo una nueva instancia para realizar preguntas y compartir reflexiones.
Al cierre de la jornada, el ministro Bauer dijo, a modo de conclusión: «Lo que hemos abordado es el desafío del presente desde nuestra memoria y nuestra historia. Sabemos que la realidad se puede transformar y es nuestra misión transformarla con hechos y acciones concretas».

Un recorrido enriquecedor
Más temprano, la delegación recorrió las instalaciones del CCC junto a su coordinador de Comunicaciones, Luis Pablo Giniger, y la secretaria de Planificación, Natalia Stoppani. También estuvieron Boron y Junio, quien dio la bienvenida y afirmó que el CCC «nació en coincidencia con la llegada de gobiernos populares y democráticos; hubo un encuentro entre la búsqueda y el proceso de latinoamericación». Asimismo, se hizo presente Luis Sanjurjo, director nacional de Industrias Culturales del Ministerio de Cultura de la Nación. La comitiva realizó una recorrida por las instalaciones del CCC, sus salas de teatro, la Biblioteca Utopía, las salas de conferencias y exposiciones, la Editorial y los departamentos de Investigación. También se hizo entrega de un reconocimiento por parte del movimiento cooperativo a las lideranzas culturales latinoamericanas.


María José Ralli