Agenda | Series

Adiós al reino

Harry y Meghan
Dirección: Liz Garbus
Protagonistas: Príncipe Harry y Meghan Markle
Netflix

Primera persona. Harry y Meghan analizan su alejamiento de la corona británica.

A poco de haberse instalado en California, donde se mudaron en 2020 tras dar un paso al costado de sus funciones reales, se dio a conocer la noticia de que el príncipe Harry y su mujer, la actriz Meghan Markle, habían firmado un multimillonario contrato con Netflix para desarrollar distintos programas en exclusiva para la plataforma. Esta docuserie de seis episodios es el primer proyecto que sale a la luz. El «timing» del estreno no es casual, ya que en enero próximo llega a las librerías Spare. En la sombra, la autobiografía de Harry, que ya ha generado, como era de esperar, un enorme interés y millonarias ventas anticipadas.
Salvo la famosa entrevista que el matrimonio hizo con Oprah Winfrey en marzo de 2021, es la primera vez que hablan juntos en público de su historia como pareja, del porqué del alejamiento de la Corona Real Británica, de los prejuicios raciales y más. Van repasando, en sus palabras, su propia historia: el día que se conocieron, cómo fue la primera cita, el viaje que Harry la invitó a compartir en Botswana, África; cómo se sintieron maltratados y heridos por el trato que recibieron de los medios ingleses; cuándo se quebró el vínculo con el padre de Meghan y con su media hermana; cuáles fueron las verdaderas razones que los llevaron a tomar distancia de la Casa Real.
En este contexto, es interesante el aporte de los distintos testimonios, como la madre de Meghan, la sobrina de la actriz y los amigos de Harry, entre ellos el polista argentino Ignacio Figueras. Se intercalan asimismo imágenes del pasado, se lo ve a Harry con Lady Di, con el príncipe Carlos y su hermano; a Meghan de chica actuando, en la escuela, hablando a cámara, con su mamá, con su papá, con sus compañeros de aula y más. También se muestran escenas actuales, como cuando realizan presentaciones conjuntas para apoyar a diversas causas y organizaciones. «Meghan tiene una forma de ser muy similar a la de mi mamá, tienen la misma empatía, la misma compasión, la misma seguridad y calidez», comenta su marido.
El Duque de Sussex habla de la existencia de un contrato no escrito entre la familia real británica y los medios, «que los usan, que los explotan»». También se refiere al racismo y al «alto nivel de prejuicios» de la familia real. Si algo queda claro en el documental es que no estaban cómodos con el acoso al que se veían sometidos como pareja real y no querían que sus hijos pagaran un precio por ser «hijos de». «Tenía que hacer todo lo posible para proteger a mi familia. Después de lo que le pasó a mi mamá no quería que se repitiera la historia. La mejor forma de protegerlos fue irnos de allí», cuenta Harry. El documental generó repercusiones negativas entre la monarquía y sus partidarios. El segmento que debe haberlos irritado particularmente es cuando Meghan se mofa de la reverencia que tuvo que hacer el día que conoció a la reina Isabel II.
La serie tiene el valor del relato en primera persona de los duques de Sussex, de presentar a algunas personas que componen su entorno, de indagar un poco más en la complicada trama familiar de ambos. Y no mucho más que eso. El resto es show, ya que se sabe que el matrimonio de los protagonistas genera mucho interés y «morbo» y que solo con esto era un éxito asegurado. Si bien no hay grandes revelaciones en Harry y Meghan, queda claro que van a seguir contando su historia, su verdad, del modo y de la forma en que consideren conveniente. Y tienen a la plataforma más taquillera jugando de su lado. 


Georgina Dritsos