Agenda | Libros

Aviones sobrevolando un monstruo

Daniel Saldaña París
Anagrama
154 páginas

Daniel Saldaña París es un escritor mexicano. Le podríamos agregar el adjetivo «joven», si nos sumáramos al consenso del mercado literario que considera de ese modo a cualquier escritor sub40, aunque pague una hipoteca o le cambie los pañales a su hijo. Quizá en este abuso se encuentre una de las causas de la precarización de aquellos que trabajan con la palabra escrita: su tarea tiene el valor material de una pasantía, no más. En la «Nota preliminar» se aclara que los textos que integran Aviones sobrevolando un monstruo fueron escritos a pedido, es decir para revistas o en el contexto del circuito internacional de becas. En la mayoría, Saldaña París entra y sale del triángulo que, al parecer, lo obsesiona: la plata, las ciudades y la construcción narrativa de una vida. La historia de la literatura y de una biografía no se pueden narrar sin la relación con el dinero. Tanto en la ficción como en la no ficción –los géneros donde pendulan estos textos– brilla la pregunta por el valor de la palabra escrita y, sobre todo, por qué lo sigue haciendo cuando «todo tira para abajo», como diría Charly García. Saldaña París no tiene una respuesta, tampoco la busca, en todo caso suelta inquietudes como si fuesen girasoles que va dejando en la oscuridad. Y esas pistas las va regando por las ciudades que camina: Cuernavaca, Montreal, La Habana, Ciudad de México, Madrid. Ciudades monstruosas, que lo devoran y devuelven siendo otro. Saldaña París las sobrevuela con la escritura; las observa, recorre, amplía y, como sucede en el relato «La orgía nefasta», las revienta igual que a una piñata llena de vísceras que caen sobre su cuerpo, sobre su autobiografía, sobre su yo. 


Damián Huergo