Agenda | Muestras

Favio en plan inmersivo

Favio, un artista popular 
Leonardo Favio
Centro Cultural Kirchner 

Experiencia immersiva. La vida y la obra de Favio, en un recorrido sensorial. 

Las exposiciones «inmersivas» son uno de los formatos culturales con mayor crecimiento en los últimos años. A través de sonidos, luces, imágenes y colores, los espectadores se acercan tanto a la vida como a la obra de los artistas de una forma totalmente diferente a los museos y muestras tradicionales. Arte interactivo y sensorial para disfrutar con los cinco sentidos.
La tendencia se hizo esperar, pero finalmente este año llegó a Buenos Aires. Imagine Van Gogh y Banksy, Genius or Vandal? fueron las dos primeras de estas muestras envolventes que aterrizaron en el país con entradas agotadas. Mientras que ya se anuncia el arribo de Meet Vincent van Gogh, que a partir de febrero se podrá visitar en el Campo Argentino de Polo, y que se promociona como «la única experiencia oficial» creada por los expertos del Museo Van Gogh.
Pero estas no son las únicas propuestas, aunque sí las más marketineras por tratarse de producciones privadas acompañadas por fuertes campañas publicitarias. También existen otras y quien desee disfrutar de una experiencia de las mismas características sin pagar un peso puede acercarse al Centro Cultural Kirchner, donde se encuentra la primera sala inmersiva de una institución cultural del país.
Inaugurada en marzo pasado con Piazzolla 100, está equipada con catorce proyectores, un sistema de sonido de veinticuatro parlantes y un revestimiento acústico especialmente diseñado, generando un entorno envolvente a través de las proyecciones y las técnicas de espacialización sonora. En este amplio lugar, de 200 metros cuadrados y 6 metros de altura, se está presentando una exposición que celebra la vida y la obra de Leonardo Favio, referente indiscutible del cine y la música popular, a diez años de su muerte. Los homenajes comenzaron en agosto pasado con el concierto Favio sinfónico, con artistas como Leo García, Mariano Fernández Bussy, Luciana Jury, Chino Laborde, Iván Noble, Barbarita Palacios, Dolores Solá y Sofía Viola interpretando sus canciones.
Con la dirección del realizador audiovisual Leandro Ipiña y un trabajo de investigación que refleja las distintas etapas de la historia del artista mendocino, Favio, un artista popular ofrece un recorrido audiovisual por su obra como cineasta, cantante y actor, a través de imágenes y sonidos que se repiten y dialogan entre sí para recrear un universo único, sensible y humano.
Además, otras dos salas montadas especialmente permiten acercarse al proceso creativo del multifacético hacedor de clásicos como Nazareno Cruz y el lobo (la segunda película más vista en la historia del cine argentino), Gatica, el mono o Juan Moreira. Por un lado, «Murmullos: entornos sonoros» explora vivencias, recuerdos y diálogos recurrentes entre su filmografía y su cancionero. Mientras que «Bitácora» propone una aproximación a su método creativo, presente en su voz y su escritura detrás de escena. Así, se pueden apreciar guiones con anotaciones en los márgenes, temas para las bandas sonoras, VHS y fílmicos de referencia, entre otros documentos que dan cuenta de los procesos utilizados por el artista.
La exposición y homenaje se complementa con Viernes de Favio, un ciclo enmarcado en la obra cinematográfica del realizador. En el Centro Cultural Kirchner se proyectan tres de sus películas más emblemáticas: Este es el romance del Aniceto y la Francisca, de cómo quedó trunco, comenzó la tristeza y unas pocas cosas más…, Aniceto y Perón, sinfonía del sentimiento.


Juan Pablo Russo