Agenda | Discos

Fronteras expandidas

Isla de oro
Mi Amigo Invencible
Géiser

De gira. La banda mendocina tocó en México, Colombia, Perú, Chile y Uruguay.

Primer disco editado a través de Géiser, subsello de Pop Art con un perfil más «alternativo», Isla de Oro llega en un muy buen momento de Mi Amigo Invencible. Con formación ya asentada luego del cimbronazo que provocó la salida de dos de sus integrantes históricos, la banda mendocina ha girado este año por México, Colombia, Perú, Chile y Uruguay con el objetivo de consolidar un núcleo cada vez más importante de seguidores fuera de la Argentina. También hubo una presentación especial de cuarenta minutos para la radio de Seattle KEXP que vale la pena rastrear en YouTube. 
Producido por el uruguayo Martín Buscaglia y grabado en Unísono, estudio de Vicente López creado por Gustavo Cerati y el ingeniero de sonido Eduardo Bergallo en 2005, el álbum tiene ocho temas de pop sensible y elegante en los que suman talento y matices unos cuantos invitados especiales: Paula Trama, Diosque, Paul Higgs y Francisca y Los Exploradores. Su primer single, «La araña», es un hit clavado: simple, directo, cálido y con una cita al clásico de los Gatos «Viento dile a la lluvia» incluida. «Hace rato que venimos abriendo algunos shows con canciones de Los Gatos. No queremos decir nada especial, simplemente entendemos que es una banda alucinante y que está bueno que la gente que todavía no la conoce lo haga», dice Mariano Di Césare, cantante y compositor principal de la banda. 
En el nuevo repertorio las guitarras le ceden espacio a los sintetizadores y las bases están trabajadas con mucha dedicación. Es un disco más luminoso y menos melancólico que los anteriores, una especie de catarsis post-pandemia, pero controlada, ajena al bullicio y la desmesura. «La sensación predominante que nos quedó de la pandemia es la solemnidad», apunta Di Césare. «Seguir así era insostenible, la melancolía necesitaba adoptar nuevas formas y nuestra necesidad de ver colores crecía cada vez más», remarca.
En ese plan, la «resaca invencible» y las películas con finales decepcionantes que acechan al protagonista de «Manto negro» (la pegadiza canción en la que participan Higgs y Francisca y los Exploradores) quedan en un segundo plano a medida que el relato evoluciona y la historia se transforma en una declaración de amor. «No es un disco urgente, simplemente nos salió así, fresco, sin vueltas ni conceptos muy ambiciosos», explica el frontman.
Isla de oro es el séptimo larga duración de Mi Amigo Invencible, que también lleva editados ocho EP, un cuerpo de obra que los consolidó como uno de los grupos más relevantes de la escena independiente argentina de la última década y también como referencia obligada de la movida mendocina que explotó con Perras on the Beach, Usted Señalemelo y Las Luces Primeras, entre otros. «El indie es como una serpiente, avanza y no para», sostiene Di Césare, consciente del lugar que ocupa hoy su proyecto.
Si hay algo que este nuevo disco deja claro es que la banda encontró la manera de expandir sus fronteras sonoras, a partir de un trabajo muy cuidado en la producción que empezó a aflorar en el anterior, Dutsiland (2019), en el que tuvo un papel clave el estadounidense Luke Temple (fundador de Here We Go Magic), un profesional con mucha experiencia que ayudó, antes que nada, a «abandonar la neurosis de querer abarcarlo todo», como bien dice Di Césare. Y además le abrió la puerta a la idea de una colaboración posterior con Buscaglia que, tal como se puede escuchar, ha dado óptimos resultados. 


Alejandro Lingenti