Agenda | Lugares

Parque Urquiza

Paraná
Provincia de Entre Ríos 

El notable monumento al General Urquiza.

La capital entrerriana no solo enarbola el nombre de uno de los grandes ríos del planeta. También vive volcada sobre su lomo bermejo y el exuberante laberinto de sus islas. Montada sobre las barrancas costeras, parece un gigantesco balcón abierto a la inmensidad del «pariente del mar». Para asegurarse el espectáculo, los paranaenses plantaron 44 hectáreas de jardines entre el damero urbano y las aguas. El Parque Urquiza fue delineado a fines del siglo XIX por el arquitecto Carlos Thays, a quien la Argentina debe sus espacios verdes más relevantes. Se extiende sobre la barranca ribereña, derramando a lo largo de kilómetro y pico una catarata de vertientes, arboledas y floridos canteros. Sobre sus esplendores señorean la magnífica estatua de Urquiza que inició Querol y terminó Benlliure y el rosedal presidido por una Venus de Canova, cuyo original se exhibe en el Palazzo Pitti de Florencia. A los pies corre la avenida Laurencena, flanqueada por playas, clubes de remo y casas de comida. Y en medio aparecen otras esculturas prestigiosas –como la Danza de la flecha de Perlotti–, un Anfiteatro para 2.000 espectadores y el llamado Puente de los Suspiros, rincón preferido de las parejitas. Una red de caminos y escalinatas de piedra se encarga de vertebrar el conjunto. 


Roberto Rainer Cinti