De cerca | APROBACIÓN O RECHAZO

Plan B

Antes de convertirse en una actriz reconocida, Moss tuvo que enfrentar en más de una ocasión el rechazo de directores y productores. ¿Cómo hacía para digerir el sabor amargo de la adversidad? «Bueno, lo supe llevar», dice. «Uno de los consejos que suelo darles a los actores que recién empiezan es que estén seguros de que se han metido en esto porque es algo que adoran o es lo que único que pueden hacer en la vida, porque van a encontrarse con muchos más “no” que “sí” y van a tener que lidiar con eso durante mucho tiempo. Yo lo hice por más de 30 años y me pasé 25 lidiando con el rechazo. Pero si es algo que deseás más que cualquier otra cosa y sentís que no te podrías dedicar a nada más, vas a poder sobrellevar toda esa negatividad. Es como ser un gimnasta, un músico o alguien que se dedica a cualquier otro tipo de expresión artística. Hay que trabajar mucho al principio, sin esperar demasiados resultados. Yo soy muy consciente de que soy una de las pocas que pudo ganarse la vida con esto. Pero para lograrlo tuve que estar preparada para que me dijeran que no una y otra vez. Nunca tuve un plan B, y por eso no fui a la universidad. No tengo ningún otro talento. No sé hacer nada más que esto. Pero también les recomiendo a los que recién empiezan que tenga un plan B. Es una buena idea».