Cultura

Diversidad sin fronteras

La pareja de artistas argentinos se encuentra en Los Ángeles, gracias a una beca que les permite tender puentes entre su trabajo creativo y la militancia LGBTIQ. Célebres por sus obras textiles, se preparan para participar en la Bienal de Porto Alegre.


Taller. Radicados en California, son reconocidos por sus bordados, tapices y banderas. (Gentileza de prensa)

En una fiesta informal en casa del artista visual Chino Soria, Leo Chiachio y Daniel Giannone sellaron la unión que todavía los mantiene juntos como aliados en la vida y en el arte. Pioneros en el arte textil, son frecuentemente llamados «los varones que bordan», porque efectivamente en el bordado se basa esencialmente su arte: tapices como cuadros, banderas con insignias inconfundibles constituyen la marca de su trabajo colorido. El autorretrato se consolidó como la base de sus producciones durante años, con una serie que los tenía como protagonistas: una pareja gay que, por lo demás, siempre apoyó las causa del colectivo LGBTIQ. Venerados por coleccionistas locales y extranjeros, actualmente se encuentran trabajando en Los Ángeles, beneficiarios de una beca que los involucra aún más con la comunidad donde hicieron base con sus reivindicaciones a favor una vida fuera de la heteronorma.
«Con nuestra muestra de 2018 en el CCK, invitados por Gabriela Urtiaga, realizamos un tributo a aquellos artistas visuales de diferentes generaciones que pertenecen al colectivo LGBTIQ de Argentina», cuentan. Fue la primera vez que se realizó un timeline histórico con este recorte en nuestro país. «También quisimos dar visibilidad a este conjunto de artistas como comunidad y con voz plural, que se materializó con una serie de mosaicos textiles donde están citados más de 100 artistas y con una bandera realizada con ropa de nuestros amigos, que luego salió del CCK a la marcha del orgullo en Buenos Aires, en la Plaza de Mayo. Esta bandera fue parte de la carroza Loca. Fue un festejo y una celebración».
Este concepto es el que ahora continúan desarrollando en California, donde la constelación se amplía con los referentes estadounidenses que pertenecen a la comunidad LGBTIQ. «La investigación con los artistas de Estados Unidos comenzó hace tiempo, tanto en nuestra etapa de estudiantes como en nuestra etapa de “profesionales”», explican. También desarrollaron múltiples talleres participativos, tanto en el MOLAA (Museum of Latin American Art) donde están presentando la muestra Celebrating Diversity, como en diversos centros culturales. «Allí la gente dejaba en un cuadrado de tela de 12 por 12 pulgadas un mensaje positivo sobre la diversidad, luego los cosíamos y realizamos una Pride Flag», cuentan.

Actividades comunitarias
En los últimos tiempos, Chiachio y Giannone realizaron actividades con participación de la comunidad en diferentes lugares y con diferentes propósitos. Una constante en todas estas acciones fue la respuesta positiva de la gente, que demostró una necesidad de interactuar, participar y formar parte. «Inclusión que, por otro lado, articulamos con la intención de extender la idea de colaboración que caracteriza a nuestro propio colectivo. En el caso de los talleres realizados en los Centros LGTBIQ para adultos y jóvenes, pudimos ver un compromiso real y sostenido desde estas instituciones (Centro LGTBIQ de Long Beach y West Hollywood) y cómo dan respuesta a las distintas necesidades de la comunidad, como tests HIV gratuitos, soporte psicológico para niños y niñas trans, asistencia legal y actividades que involucran a toda la familia».
Además de todo este trabajo que lleva adelante en California, la dupla se encuentra realizando una pieza de gran formato que participará en la Bienal de Porto Alegre, con curaduría de la argentina Andrea Giunta. Volverán al país sobre finales de año, con muestras en el Museo Caraffa de Córdoba y con una participación en Buenos Aires en el marco de la Bienal Sur. «La consigna consiste en la reutilización de materiales, trabajar desde lo que el mundo ya nos está dando, continuando con esta idea de dar una segunda posibilidad a las cosas y mantener nuestro compromiso con la diversidad», concluyen.