Cultura | COHN Y DUPRAT

Estado de filmación

Mientras aguarda el estreno de su nueva película, la dupla de directores pone su firma en una veintena de series disponibles en varias plataformas.

Equipo. Duprat, Cruz, Cohn, Banderas y Martínez durante el rodaje de Competencia oficial.

MANOLO PAVÓN

La mayor parte del tiempo, los días de los directores Mariano Cohn y Gastón Duprat transcurren en sets de filmación. A poco de estrenar en salas Competencia oficial, su última película, protagonizada por Penélope Cruz, Antonio Banderas y Oscar Martínez, están desarrollando en paralelo veinte series originales de distintos géneros y formatos con las multinacionales Disney+, Star+ y Fox. Y lo más trascendente en este sentido tal vez sea que dirigirán dos capítulos de The Mandalorian, la serie de la factoría Star Wars, todo un acontecimiento para los fanáticos argentinos de la saga.
«Es un espacio de altísima creación, una apuesta a nuestra obra que nos permite estar en contacto con escritores y autores que admiramos. Tanto el equipo de Fox como el de Disney nos dan mucha libertad para la creación, para la inclusión de nuevas voces ya sean directores, autores, actores, técnicos. Y es lo que resulta más importante de este proyecto, esta construcción a futuro donde se va a generar una cantidad enorme de contenidos desde Argentina hacia el mundo», dice Cohn a Acción.
Además de lo anterior, Cohn y Duprat crearon dos comedias dramáticas para Star+: Terapia alternativa, dirigida por Ana Katz y protagonizada por Carla Peterson, Benjamín Vicuña y Eugenia «China» Suárez, que ya se puede ver en la plataforma; y El encargado, con Guillermo Francella como protagonista, prevista para el año próximo. «Le dedicamos un trabajo inusual a los guiones de cada capítulo, hacemos un proceso artesanal con la escritura que me parece crucial. El desafío es darle una identidad, un sello autoral, que uno reconoce en nuestras películas y que, en definitiva, es lo único que va a hacer que elijas ver una serie u otra, dentro de la cantidad que se estrenan en todo el mundo», explica Duprat.

Mirada irónica
El público fiel a las películas de la dupla está acostumbrado a que en sus obras haya una mirada ácida y humorística hacia el mundo del arte. Un sello que viene de la mano del guionista, arquitecto, curador de arte y actual director del Museo Nacional de Bellas Artes, Andrés Duprat, hermano de Gastón. En El hombre de al lado el protagonista es un diseñador; en El artista, un pintor; en El ciudadano ilustre, un escritor; en Mi obra maestra, otra vez un pintor; y en la nueva producción, Competencia oficial, un grupo de actores.
«Si bien es verdad que hicimos muchas películas donde los protagonistas son artistas, las películas no tratan sobre los géneros en sí, sino que sirven como geografías de historias que exceden la creación», dice Duprat. En el caso de Competencia oficial, la idea nació de una propuesta de Javier Bardem y Penélope Cruz. «Ellos nos comentaron anécdotas que hay alrededor de los rodajes con los directores, con los actores y empezamos a cranear esta película que habla justamente sobre el mundo de la actuación», cuenta Cohn.
Si bien es cierto que sus otras películas, Todo sobre el asado, Querida voy a comprar cigarrillos y vuelvo, Living stars, Yo Presidente e incluso programas de televisión como Cupido o Televisión abierta, tienen una búsqueda diferente, no dejan de lado el toque irónico que los caracteriza.
La irrupción de las plataformas de streaming modificó el modo de acceder a los contenidos y, a la vez, alteró las formas de producción tradicionales. «Me fascina y me da mucho vértigo esta democratización del consumo audiovisual. Ya sean series o películas que se pueden ver en un teléfono, en un cine, en una computadora, en un televisor o donde se te cante», dice Cohn. «Está muy bueno porque sale del control que puede tener un director o un productor, y la pueden estar viendo desde cualquier lugar del planeta. Eso hace que las películas no queden como entes estancos y estén todo el tiempo en movimiento. Ahora me van a matar los que les gusta ir al cine, pero es lo que pienso».


Ulises Rodríguez