Cultura | PERSONAJE ATÍPICO

Heroína trans

Nicolás Correa no hizo un trabajo previo de documentación para escribir Heroína, la guerra gaucha (2018), el relato de una trans que peleó en Malvinas y expone un monólogo desde la cárcel donde está presa por un homicidio. La referencia inmediata fue el padre de un amigo, «un excombatiente que reclamaba por sus derechos y era tratado como un loco». Tampoco se propuso tomar el conflicto bélico como eje: «El libro empezó siendo una historia de amor entre dos chicos del Conurbano profundo, y por una cuestión epocal el tema de la guerra funcionaba bien como contexto», cuenta. Entre el momento en el que empezó a escribir Heroína y su publicación, señala Correa, «el texto pasó de una marginalidad al centro de la coyuntura, porque coincidió con las reivindicaciones del movimiento LGBTIQ+: primero la gente se enojaba, después reaccionaba bien». En Mercedes, la ciudad bonaerense donde reside, sufrió escraches en redes sociales desde cuentas nacionalistas y reivindicativas de la dictadura, pero también tuvo el respaldo de organizaciones sociales y de derechos humanos. «Los motivos patrióticos, cuando son revisados, suelen inquietar», reflexiona el autor.