Cultura | Agenda | Series

La directora

Netflix

Sandra Oh y Holland Taylor, protagonistas.

La doctora Ji-Yoon Kimes (Sandra Oh) es nombrada directora del departamento de inglés de una prestigiosa universidad estadounidense. Lo que podría haber sido una buena noticia, rápidamente se transforma en un dolor de cabeza por todos los focos de conflicto que debe atender apenas asume el cargo. El decano quiere echar a tres profesores y su propuesta es deshacerse de los que están en edad de jubilarse. Las cosas se complican cuando otro colega (Jay Duplass) es tildado de «nazi», luego de hacer un chiste que los alumnos repudian. Además, la docente más popular (Nana Mensah) está por renunciar porque no se siente reconocida en la institución. Como si esto no fuera suficiente, la protagonista es madre soltera de una preadolescente con la que no tiene un vínculo fácil. En este papel, Sandra Oh pareciera no tener mucho de la aguerrida y malhumorada Christina Yang que supo interpretar en Grey’s Anatomy: la de la directora es una composición menos explosiva, más de gestos y palabras, que de acciones intempestivas. En todo caso, cumple bien su rol, el de una líder por momentos contradictoria y algo tibia, pero que hace todo lo posible por tratar de tomar buenas decisiones, aunque no siempre sus intenciones sean comprendidas o bien recibidas. Escrita por la también actriz Amanda Peet, el mayor mérito de esta historia es que muestra la desconfianza que generan las diferencias generacionales, las asignaturas pendientes de las minorías y la cultura de la cancelación.


Georgina Dritsos