Cultura | FUERA DE LA CANCHA

Las series del Mundial

Las plataformas de streaming apuestan a ficciones y documentales con temática futbolera con los ojos puestos en Qatar y en el futuro de la «scaloneta».

En pantalla. Bilardo, el doctor del fútbol; Robo mundial; y Sean eternos… tres envíos de gran audiencia.

El pasado domingo 20 de noviembre con el partido entre Ecuador y Qatar dio comienzo el Mundial 2022, para que oficialmente el fútbol se adueñe durante casi un mes de la atención de todas y todos los argentinos. Series documentales y de ficción representan una oferta variada que se puede encontrar en distintas plataformas de streaming que no quieren quedarse afuera de la ola mundialista y ofrecen a sus suscriptores contenidos relacionados con el fútbol como eje central.
Docuseries sobre la selección argentina, biografías de DT, investigaciones sobre el doping y la FIFA se enlazan con ficciones que abordan temáticas como la corrupción, la violencia en el fútbol o el hipotético robo de la copa mundial.
La plataforma Netflix sumó este mes a su contenido Sean eternos: Campeones de América, donde el cineasta Juan Baldana muestra a través de una mirada íntima e inédita la lucha de Lionel Messi y sus compañeros por romper la racha de 28 años sin títulos. En la misma línea Amazon Prime Video estrenó Selección argentina, la serie, camino a Qatar, un recorrido por el proceso de reconfiguración emocional que tuvo que superar la camada de futbolistas que venía de perder tres finales seguidas.
Si bien las dos se asemejan por contar con material exclusivo registrado en la intimidad del seleccionado y el contacto directo tanto con los jugadores como con el cuerpo técnico, la propuesta de Netflix solo se enfoca en el éxito durante la Copa América, con Messi como personaje exclusivo y donde el entramado narrativo gira alrededor de su presencia; mientras que la propuesta de Amazon Prime Video ofrece una mirada colectiva y abarcadora de la historia reciente, como las eliminatorias, la finalissima en Wembley o el amistoso con Estonia. Además de jugadores (Di María, De Paul, Messi, entre otros) cuenta con los testimonios de Leonel Scaloni, Pablo Aimar, astros del fútbol como Ronaldinho, Neymar y Xavi y el presidente de la AFA «Chiqui» Tapia.
Siguiendo con la línea documental y estrenada hace unos cuantos meses atrás, HBO Max tiene en su catálogo la reciente ganadora del Premio Cóndor de Plata a la mejor serie documental, Bilardo, el doctor del fútbol, de Ariel Rotter, que –encuadrada dentro del género biográfico– relata la vida de Carlos Salvador Bilardo, el extravagante entrenador campeón de México 86, a través de un recorrido por su pasado para entender su particular modo de concebir la profesión y su vida.
Los mundiales no solo generan pasiones sino también millones de dólares y negociados donde la corrupción no está ausente y Netflix los visibiliza a través de FIFA Uncovered (Los entresijos de la FIFA), una docuserie que aborda a lo largo de cuatro episodios los hechos más graves que afectaron a la organización de los mundiales. Entre ellos, el escándalo vinculado con el mundial de Argentina en 1978 con la dictadura cívico-militar como organizadora; la figura de Joseph Blatter, que estuvo al frente de la FIFA por 17 años y terminó siendo acusado de fraude; o el proceso de licitación de las Copas del Mundo de 2018, que se celebró en Rusia y el de 2022, precisamente el que se está disputando en el país qatarí. En este caso, se analiza el proceso de adjudicación para estos campeonatos y la compra de votos. Otro de los aspectos que se abordan tiene que ver con las acusaciones a 14 funcionarios por extorsión, soborno, lavado de dinero y fraude, hechos ocurridos en 2015.
El «FIFA Gate», como fue conocido, ocupó las tapas de todos los portales de noticias y comenzó luego de innumerables investigaciones que demostraban que las máximas autoridades estaban manchadas por hechos de corrupción.
El escándalo dio origen a una ficción, El presidente, dirigida por el argentino Armando Bo, disponible en Amazon Prime Video y con una segunda temporada bautizada como El presidente: el juego de la corrupción que, en tono de comedia y sátira, refleja el esqueleto de negociados que sostiene a la FIFA, para en esta nueva entrega narrar desde el presente la historia de cómo el brasileño João Havelange logró apropiarse del organismo y transformarlo en el imperio multimillonario que es hoy.
En el plano de la ficción más pura, y que nada tiene que ver con hechos de la realidad, Star+ estrenó Robo mundial, una comedia de Gabriel Nicoli, compuesta por seis episodios de 30 minutos cada uno, que sigue la historia de Lucho Buenaventura (Joaquín Furriel), quien después de invertir todos sus ahorros para viajar con su hijo al Mundial, ve cómo la selección argentina queda descalificada por una sanción en la etapa de eliminatorias. Sin nada más por perder, reúne a sus compañeros de trabajo, un particular grupo a punto de quedarse sin empleo, para hacer justicia por mano propia. ¿El plan? Robar la Copa del Mundo.
Por su parte, Flow se jugó con El hincha, dirigida por Alejandro Ciancio (El marginal) y protagonizada por Victorio D’Alessandro, Luis Machín y Martín Slipak, que a través de ocho episodios relata la historia de Rodrigo, un joven de clase acomodada, que se reencuentra con un viejo amigo de la infancia que gestiona negocios clandestinos de la barra a la que pertenece. Rodrigo ingresa de a poco a ese mundo y, en medio de envidias, traiciones y un pasado que lo asedia, crece hasta convertirse en el nuevo jefe de la barra.
Finalmente, el diario online de noticias cannábicas El Planteo estrenó, a través de su canal de YouTube Positivo/Negativo: historias de doping en los mundiales, una serie de seis capítulos, que aborda casos de dopaje a lo largo de la historia de los mundiales, como el de Diego Maradona, Andrés Escobar –el jugador colombiano asesinado tras convertir un autogol–, o la historia de Alemania, campeona en 1954, que sembró un manto de dudas por el supuesto consumo de sustancias –las que utilizaba el ejército nazi– en tiempos donde no existía el control antidoping.


Juan Pablo Russo