Cultura

Pelo virtual

Mediante un convenio entre la Universidad de Quilmes y el editor de la legendaria revista de música, ya comenzó la digitalización de sus más de 500 números, de modo que pronto estarán disponibles online para consulta de investigadores y fans.

Figuras. Charly García, Celeste Carballo y el Indio Solari en la portada original de Pelo.

 

En el marco de distintos homenajes por los 50 años del rock nacional, la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) puso en marcha la digitalización del archivo completo de la popular revista Pelo, protagonista fundamental de la historia del rock en nuestro país. Gracias a un convenio firmado entre la UNQ y el editor de Pelo, Daniel Ripoll, los más de 500 números de la legendaria publicación –aparecidos entre 1970 y 2000– estarán ahora disponibles en forma virtual, en una primera etapa para estudiantes universitarios y luego para el público en general.
En charla con Acción, Ripoll aclara con algo de pesar, pero también con orgullo, que «Pelo tiene dos méritos. Uno es que es la más consultada de la Biblioteca Nacional y el otro –algo que parece un chiste, pero que habla de una realidad y también de una necesidad–, es la más robada de esa institución. La cortan, se llevan las notas, se llevan los ejemplares… Yo repuse muchos, hablé varias veces con funcionarios para que la digitalizaran, y al final les dije: “No tengo más ejemplares”. Hablando con autoridades de la Universidad de Quilmes, les comenté esto mismo y me dijeron: “Nosotros lo hacemos”. Firmamos un convenio y ya está en marcha el proyecto». Esto posibilitará que 512 números de la revista estén disponibles para la investigación.

 

Protagonista
El primer número de Pelo salió a la calle en febrero de 1970 y su publicación se extendió hasta fines de 1999. Fue la primera revista del país dedicada exclusivamente al rock, con especial énfasis en el nacional, aunque también ofrecía abundante material sobre la escena británica y la estadounidense y los recordados posters de figuras nacionales e internacionales que los lectores coleccionaban con devoción.
«Para mí Pelo fue fundamental durante el nacimiento y el desarrollo del rock en la Argentina. No solo fuimos protagonistas los músicos, el sello Mandioca, en esa creación, sino también un medio de prensa como Pelo, que fue único y definitivo para que pudiera evolucionar nuestro movimiento», recuerda Claudio Gabis, guitarrista de Manal. Con él coincide otro «prócer» como Litto Nebbia, fundador de Los Gatos: «Pelo fue la primera que apoyó el inicio del rock argentino». Y también Billy Bond, de La Pesada: «Fue esencial para el movimiento. Nació con lo que se llamaba el pop argentino y se convirtió en líder del público que seguía al rock, que empezaba a crecer. Pelo fue imprescindible para que el rock durase 50 años. Y no solamente en la Argentina».
Ripoll apunta: «Circuló mucho por Latinoamérica y es reconocida en España. Tiene fama porque fue una revista pionera en el mundo. Salimos apenas ocho meses después de la Rolling Stone estadounidense. Y el primer festival BA Rock lo organizó la revista Pelo a menos de un año de que se hiciera Woodstock. Poco después estrenamos el film del BA Rock III: Hasta que se ponga el sol. Era algo de anticipación para nuestro país». Se hicieron en total cuatro festivales BA Rock, que reunieron a los mejores grupos y solistas del rock nacional; el último se llevó a cabo en 1982.
En una primera etapa, los números digitalizados por los especialistas de la Universidad de Quilmes estarán disponibles en formato de imagen, pero posteriormente también existirá la posibilidad de buscar palabras clave dentro de cada número.
Para Ripoll este proyecto resulta trascendente porque «hay muchísimos investigadores en la Argentina, en Latinoamérica, en Estados Unidos y también en Europa, que estudian el rock argentino. He recibido a estudiantes de la Universidad de Lovaina que han hecho sus tesis con este tema».
Al mismo tiempo, se encuentra en marcha una muestra itinerante de fotografías originales del archivo de la publicación, Así nació el rock nacional –que cuenta con curaduría de Ripoll– que ya recorrió varios puntos del país, como Rosario, Córdoba, Rawson, Río Gallegos, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires y Saladillo; y que próximamente también se presentará en ciudades como Chascomús, San Luis y Mendoza, entre otras.