Cultura | De cerca | ADAPTACIÓN DE LADY MACBETH

Shakespeare de película

Uno de los proyectos que tiene sobre la mesa McDormand es la interpretación de Lady Macbeth en la adaptación de la obra de Shakespeare que hizo su esposo Joel Coen. ¿Puede adelantar algunos detalles de la película? «No quiero contar demasiado porque prefiero mantener la sorpresa», dice. «Pero sí puedo decir que intenté no intelectualizar demasiado su intensidad y su valentía. Creo que Shakespeare la escribió como la imaginaba, alguien que no pide disculpas, que es ambiciosa hasta un punto cercano a la locura. Mi relación con el personaje es curiosa. La interpreté cuando tenía 14 años, fue lo primero que hice como actriz. Y luego la volví a interpretar sobre un escenario cuando ya había dejado atrás la menopausia, hace cuatro años. Ahora lo hice en el cine y, como en este caso se trata de una mujer mayor, para mí su locura tiene que ver con la pérdida de sus hijos, porque tuvo muchos embarazos y vio cómo muchos de sus hijos nacían muertos. Ella dice que sabe lo que es dar de mamar y lo que es amar a un bebé y, desde mi punto de vista, eso responde a la pregunta de si los Macbeth tuvieron hijos. Para mí Lady Macbeth perdió la ambición de darle a su esposo un heredero al que pudiera entregar su corona».