Cultura

Sujetos en la historia

Con numerosos estrenos, valiosas reposiciones y diversos festivales, el Centro Cultural de la Cooperación inaugura la cartelera de su nueva temporada. Poesía y política en escena.

 

Regreso. Puente roto, de Audivert.

Durante este año, el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini presentará una gran variedad de espectáculos teatrales. Con valiosas reposiciones y obras inéditas, el centro cultural revalida su lugar sobresaliente dentro de la cartelera porteña. Percibida en su conjunto, la programación teatral 2016 traza varios puntos de conexión entre los individuos como sujetos sociales y la historia. Es, tal vez, una forma de articular junto con el espectador el sentido de incidencia social que tiene el centro, materializado a través de obras en las que se destacan teatristas consagrados y otros de más reciente aparición.
La temporada comienza en febrero, con valiosas reposiciones. Una de ellas es Los caminos de Federico, sobre textos de Federico García Lorca, con dirección de Jorge Vitti y la actuación de Cristina Banegas. Un espectáculo que tuvo una gran recepción el año pasado. «Hay que rescatar y valorizar algunos aspectos de la obra de Lorca que tienen que ver con todo un discurso muy contemporáneo. Él estuvo muy marcado por el surrealismo; Poeta en Nueva York es un libro surrealista por excelencia. Es interesante entrar en sus verdaderos modelos estéticos y en sus identificaciones con las políticas y poéticas de su época. La puesta en boca de sus textos es un placer», sostiene su actriz.

Equipo. Elenco: Compañero del alma.

Bovo. Elige a autores locales.

Pero no solo retornará el universo de Lorca al CCC. También regresa Patricio Contreras dice Nicanor Parra, sobre textos del poeta chileno y música de Diego Penelas y dirección general de Alejandro Tantanian. Esta obra aúna poesía y teatro y, según su protagonista, lo hace de forma orgánica. «Parra es un poeta que se presta mucho para el teatro, porque su poesía tiene hablantes múltiples. No es como el caso de Neruda, en donde es básicamente él el que canta siempre. En Parra nunca se sabe muy bien si es él el que habla o un personaje. Su poesía conversa con lo cotidiano y con el habla común», sostiene Contreras.
Otros esperados regresos son los de Puente roto, de Pompeyo Audivert, con adaptación y dirección de Andrés Mangone; Sánchez Bulevar, de Eva Halac, reescritura de Los Muertos y otros textos de Florencio Sánchez. También vuelven  Fidel-Fidel: Conflicto en la prensa, espectáculo de El Bachín Teatro, con dirección de Manuel Santos Iñurrieta; Todos los pájaros que me saludan tienen la sonrisa de Gardel, unipersonal de Luis Longhi y Sebastián Irigo, protagonizada por el mismo Longhi; Tosco, de Alejandro Finzi, quien le rinde homenaje al líder sindical Agustín Tosco; y Compañero del alma, con dramaturgia de Villanueva Cosse y Adriana Genta. Cosse, también director, se refiere a la recepción que tuvo la obra: «Recibí algo muy tocante del público: el silencio, antes que todo. Hubo una entrega a la seducción del personaje, Miguel Hernández, quien desde la pobreza se transformó en un rico de la poesía. Creo que la obra generó atención y tensión en el cuerpo de los espectadores; la recibieron con emoción, a medida que avanzaban esos pantallazos o capítulos que encadenan la vida de Miguel».

Parra. Contreras lee a su coterráneo.

Los festivales de verano serán otra posibilidad para ver notables espectáculos. Conforman la programación el 5º Festival del amor (del 9 al 14 de febrero); el 3º Festival Novísima dramaturgia argentina (durante febrero y marzo), con piezas de dramaturgos menores de 35 años; el 2º Festival Humoris causa (programado para marzo y abril); y el 7º Ciclo de teatro de títeres y objetos (febrero, marzo y parte de abril). Por último, en octubre se realizará el Encuentro Pavlovsky, en donde se presentarán obras del autor dirigidas por distintos directores.

Unipersonal. Longhi, en escena.

Por su parte, las novedades de la temporada convocan a un grupo de teatristas notables. Cristina Banegas estrenará como directora La señorita Julia, de August Strindberg, con adaptación de Alberto Ure. Otros estrenos serán Vacas sagradas, de Daniel Dalmaroni, codirigido por Graciela Dufau y Hugo Urquijo; Las últimas lunas, de Furio Bordon, con dirección de Agustín Alezzo y protagónico de Federico Luppi; una nueva versión de Las paredes, de Griselda Gambaro, dirigida por Christian Forteza; En agua blanca, espectáculo teatral/musical con dirección de Virginia  Innocenti y Hernán Belón; La revolución surrealista, el sueño no está muerto, creada y dirigida por Eduardo Gilio; Macbeth, yo no me voy a morir, de William Shakespeare, reescritura de la pieza con puesta en escena de Jorge Eines;  Alucinado suceso de lo desconocido, de Pablo Mascareño, con dirección de Herminia Jensezian; Un punto en el espacio, de Ricardo Dubatti, con dirección de José  Gómez Samela; y un espectáculo aún sin nombre, dirigido por Villanueva Cosse y basado en cuentos narrados de diferentes autores.

Líder. Un homenaje a Agustín Tosco.

Además de lo anterior, también se podrá ver Relatos argentinos, dirigido e interpretado por la narradora y actriz Ana María Bovo. «Ofreceré una antología de escritores y escritoras que han concebido su obra de manera silenciosa, sin contar, durante años, con la atención de la crítica ni el aval de las grandes editoriales», afirma Bovo, una verdadera maestra de la narración. Por último, en el marco del ciclo La poesía en el teatro, el Centro Cultural de la Cooperación presentará varios espectáculos, además de la realización del II Encuentro de Poesía y Teatro. Igualmente destacable es la infaltable programación de teatro infantil y los aportes teóricos del Área de Investigaciones en Ciencias del Arte, con sus espacios de reflexión sobre el teatro.

Ezequiel Obregón