Cultura

Vigencia de una lucha


Presentes. El autor, Gorini, acompañado por Meroño, Manzotti y Saintout. (Sebastián Casali)

La rebelión de las Madres y La otra lucha, los dos tomos que integran la historia de las Madres de Plaza de Mayo escrita por el periodista y abogado Ulises Gorini fueron relanzados por la Editorial de la Universidad Nacional de La Plata y presentada en el edificio Presidencia del Rectorado. El encuentro contó con la presencia de Mercedes Porota de Meroño y Elsa de Manzotti de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, de la Decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social, Florencia Saintout y el propio autor.
Diecisiete años le llevó a Gorini, director de Acción, recuperar la historia de este singular movimiento de mujeres que enfrentaron la dictadura y que prolongaron su lucha hasta el presente, señaló Saintout. El primer tomo, La rebelión de las Madres, cuenta su lucha durante la dictadura, mientras que el segundo, La otra lucha, narra sus estrategias en el retorno a los primeros años de la transición post dictatorial. Los dos tomos inauguran una colección específicamente dedicada a las Madres, que seguirá con otro libro del mismo autor, La venganza y otros relatos, y una historia ilustrada para niños y adolescentes, también sobre las Madres, escrita por Demetrio Iramain.
Para la vicepresidenta de la Asociación, Mercedes de Meroño, la valentía que se les atribuye a las Madres les fue enseñada por sus hijos e hijas. «Nos enseñaron a ser mejores personas y aprendimos lo que era la palabra revolución, que es amor, solidaridad, que es entender que “el otro soy yo”», dijo entre aplausos.
«Las Madres pusieron en tensión el patriarcado y las prácticas y representaciones de una maternidad que las recluía en sus casas y les impedía luchar en el momento mismo en que desaparecían sus hijos», remarcó Gorini.
Hay una metáfora que para el historiador explica en parte esta fuerza: «Somos las únicas madres paridas por sus propios hijos». Gorini explicó que aquella interacción con el pensamiento de sus hijos tuvo mucho que ver con la evolución del movimiento de las Madres. «Su significado histórico actual lo vemos encarnado en las luchas de nuestro tiempo, el reclamo masivo por la aparición con vida de Santiago Maldonado, en el rechazo rotundo al 2×1. Ellas son hijas de sus hijos y nosotros somos los hijos de estas Madres de Plaza de Mayo».