Deportes | El futuro del astro argentino

Barcelona y después

El 30 de junio, mientras Lionel Messi dispute la Copa América con la Selección Argentina, se le presentará la posibilidad de salir del Barcelona, el club al que llegó con 13 años desde Rosario. Después del escándalo del burofax, de los días de reuniones y del Manchester City como destino probable, Messi ahora sí podrá decidir sobre su futuro, ya que finaliza su contrato con el Barcelona. Al margen del rendimiento futbolístico del equipo de Ronald Koeman, el 7 de marzo pasado hubo elecciones en el Barcelona: ganó con el 54% de los votos Joan Laporta, expresidente entre 2003 y 2010, años dorados del Barcelona. Messi, capitán y socio del club, acudió con su hijo a votar, un guiño de que podría continuar.
«Leo ama al Barcelona y eso nos ha llamado a la reflexión de que somos una gran familia. Ojalá sirva para las decisiones que tomemos más adelante, y para que siga, que es lo que queremos. Con él no necesito mensajeros. Le haremos una propuesta económica y deportiva, con tranquilidad y cuando sea el momento», dijo Laporta apenas después de ganar las elecciones. Con este panorama, Messi quizá estire su estadía en el Barcelona. O, simplemente, tenga vía libre para pasar a otro club de Europa, como Manchester City o PSG, dispuestos a contratarlo. Y entonces quedarán para más adelante el anhelo de jugar y vivir en Estados Unidos y, por supuesto, el sueño de la infancia: ponerse la camiseta de Newell's como futbolista profesional.