Deportes | ASCENSO PIRATA

Belgrano vuelve recargado

Con el proyecto dirigencial de Artime como bandera, el club subió a Primera y llegó a los 50.000 socios. La conducción de Farré y los goles de Vegetti.

Festejo de gigante. Locura celeste tras vencer a Brown de Adrogué por 3 a 2. Una multitud respaldó al equipo en el estadio de San Nicolás.

Foto: NA

A Belgrano le quedaba chica la segunda categoría del fútbol argentino. Su ascenso a Primera, en el tramo definitorio de la Primera Nacional, fue una cuestión de tiempo. En un torneo de 37 equipos de diez provincias y la Capital, Belgrano de Córdoba ascendió tres fechas antes del final, con 22 victorias, 7 empates y 5 derrotas, con 44 goles a favor y 23 en contra, y con 22.000 hinchas en el Estadio San Nicolás, hasta donde se trasladaron para vivenciar la remontada ante Brown de Adrogué. Este Belgrano fue un campeón histórico no solo por el andar regular y las muestras de jerarquía desde el inicio del torneo sino también por bancarse el peso de ser el gran candidato. El equipo cordobés sumó el segundo título de su historia en la Asociación del Fútbol Argentino tras 36 años, cuando ganó el Regional 1985/86. Y es el primer ascenso a Primera de sus cinco –el último, en la recordada Promoción 2011 ante River– que lo hace como campeón. Nada hubiese sido posible sin un trabajo colectivo, que abarca a la dirigencia encabezada por Luis Fabián Artime, al entrenador Guillermo Farré, y a Pablo Vegetti, capitán y goleador del Pirata de Barrio Alberdi.

De punta a punta
Farré, aquel capitán, mediocampista y autor del gol histórico en el Monumental que mandó a River a la B, se convirtió en entrenador de Belgrano a mitad de 2021. Había jugado 327 partidos en una década con el Pirata. Era su primera experiencia como DT. Seis meses antes se había sumado al cuerpo técnico de Ricardo Zielinski en Estudiantes de La Plata. Había pasado, también, 45 días con Marcelo Bielsa en Inglaterra, cuando era el técnico de Leeds United. En 60 partidos como entrenador de Belgrano, Farré sacó el 66% de los puntos. Y es, ahora, el primero en ascender con Belgrano como futbolista y entrenador. Moldeó a un equipo duro, consciente de sus virtudes y defectos. Sin brillar, siempre supo a qué jugar: práctico y simple, 17 de sus 22 victorias fueron por un gol de diferencia.
Ganó la Primera Nacional de punta a punta, desde la primera fecha: en todo el torneo, ninguno de los 36 rivales lo superó en puntos y solo compartió el liderazgo en la segunda, cuarta y sexta fecha. «Lo merecíamos, nuestra gente nos bancó todo el año, somos una familia –apuntó Farré–. Poder darle un título a Belgrano es inexplicable. Trabajé y lo soñé como jugador. El destino me hizo encontrar con un grupo humano y jugadores bárbaros. Es todo de ellos, tuve que guiarlos y acompañarlos».

Horizonte celeste
Belgrano volverá a jugar en Primera después de tres años y medio. «Me siento en paz, entregué mi vida para lograrlo», se descargó Vegetti, el capitán. Y el goleador de la Primera Nacional con 16 goles. Vegetti se había mudado a mitad de 2019 de Instituto de Córdoba a Belgrano. Desde entonces, gol a gol, se transformó en un símbolo. Suma 48 goles en 95 partidos. Es el quinto goleador histórico del Pirata (el máximo, con 94 goles, es el ahora presidente, el Luifa Artime). Y Vegetti es el jugador con más goles en el fútbol argentino desde la temporada 2018/19 (63). En la definición ante Brown de Adrogué en San Nicolás anotó un doblete, de penal. El triángulo defensivo fue otro de los pilares, con el arquero Nahuel Losada y los centrales Diego Novaretti y Alejandro Rébola. Y en la mitad de la cancha combinó la juventud y el talento de Bruno Zapelli (20 años) con la sapiencia y la experiencia de Ariel Rojas (36 años). Belgrano invirtió fuerte para el regreso a Primera. Contó con el presupuesto más alto de los clubes de la Primera Nacional: destinó 32,5 millones de pesos mensuales al fútbol profesional, dentro de un total de 1.300 millones.
En diciembre de 2019, cuando oficializó su candidatura a presidente, Artime había trazado el horizonte: «Lo primero que debe recuperar Belgrano es la mística, la identidad. Hoy no hay ninguno que entienda la historia del club». En febrero de 2021 le ganó las elecciones a Armando Pérez, exgerenciador. En San Nicolás, minutos después del ascenso, Artime dijo: «Nos jugábamos muchísimo. Dijimos que veníamos a belgranizar y a despertar a este gigante dormido». Nunca nadie había ascendido en el fútbol cordobés como futbolista (1998) y como presidente. Artime es el ídolo de Belgrano. Este domingo, mientras el masculino festejaba en San Nicolás, el equipo femenino de Belgrano goleó 6-1 a San Miguel en el Gigante de Alberdi por la B. Y quedó a un triunfo, también, de ascender a Primera. Las Piratas están invictas desde que entraron a la C de la AFA en 2021. Fue el primer club de Córdoba y el primero de los indirectamente afiliados en sumarse al fútbol femenino de la AFA, en el marco de una política de género. Belgrano, que hasta firmó un convenio de compromiso con Abuelas de Plaza de Mayo en la búsqueda de los nietos desaparecidos, volvió a ser un club: pasó los 50.000 socios, la cifra más alta en sus 117 años de historia. Y sí: ahora vuelve recargado a Primera.


Roberto Parrottino