Deportes

Damas de fierro

En un deporte con mayoría de pilotos varones, Julia Ballario y Violeta Pernice, ambas de 24 años, vienen sorteando obstáculos y acumulan triunfos históricos que realzan y apuntalan el lugar de la mujer en la disciplina. Trayectorias y proyectos en pista.


Chaco. Ballario y su logro histórico en 2016: ser la primera mujer en ganar en el Top Race Series. (Top Race Prensa)

 

Una de las figuras de la Fórmula 1, Sebastian Vettel, apoda a sus autos con nombres femeninos; Bernie Ecclestone, el director de la categoría más importante del mundo, cree que no hay ninguna mujer físicamente capaz de conducir una máquina de F1 a altas velocidades. Sin embargo, más allá de los estigmas y prejuicios en un deporte donde la mayoría de los pilotos son hombres, muchas mujeres en la Argentina y en otras partes del mundo se abren paso en las pistas superando diversos obstáculos. Es decir, su lugar en el deporte automotor ya no solo se circunscribe al de oficiar de promotoras –siempre bellas y atractivas– en cada jornada fierrera.
En ese marco, Julia Ballario y Violeta Pernice aparecen como dos de las pilotos más destacadas en la actualidad nacional. Ballario, por caso, tiene 24 años y vive en Marcos Juárez, provincia de Córdoba. Descubrió su pasión a los 7 años manejando un karting casi por herencia familiar, entre otras cosas, porque  su papá y su tío corrían en distintas competencias.  
Así, la cordobesa fue construyendo su carrera desde las bases, con importantes progresos al participar en categorías distintas y muy competitivas en algunos casos. Alcanza con mencionar su itinerario. Luego de correr en karting, arribó a la Fórmula Renault Plus, para seguir en el TC Pista Mouras, la Clase 2 del Turismo Nacional y conseguir un logro significativo al convertirse en la segunda mujer en competir en el Turismo Competición 2000 (categoría con una rica historia). Pero lejos de conformarse con lo hecho en estas tierras, en 2013 partió rumbo a Estados Unidos con el objetivo de probar suerte en la categoría Pro Mazda, donde sumó experiencia y aprendizajes.
Claro que el gran impacto en su trayectoria lo consiguió en mayo de este año. De regreso de Estados Unidos, la piloto encontró su lugar en Top Race Series y protagonizó un suceso que la llevó a las primeras planas. En Resistencia, Chaco, ganó una carrera y se transformó en la primera mujer en conseguir ese logro en esa categoría. «Es un orgullo. Ahora que estoy en casi todos los medios, espero que me respeten», expresó Ballario.

 

Romance
Violeta Pernice también tiene 24 años y muchos puntos en común en su recorrido con Julia. Nació en San Lorenzo (Santa Fe), y cuando tenía cinco años sintió algo profundo mientras paseaba con su familia: se subió a un karting y así comenzó su romance con el automovilismo. En 2007, arribó a la Fórmula Renault Plus y un año después pasó a la Fórmula Renault Metropolitana. Luego, desde el año 2009, siguió con la categoría Top Race Junior hasta desembarcar en el Top Race Series. También tuvo una experiencia en el exterior: nada menos que corriendo en el circuito italiano de Monza.
Sin embargo, la temporada 2015 marcó un antes y un después en su carrera: Violeta tomó las riendas y armó su propio equipo de competición, el VP Racing. Una de las premisas como directora deportiva fue sumar más mujeres al equipo y de hecho fue una de las impulsoras para que el Top Race tuviera su «Copa de Damas» luego de más de 20 años de su primera edición en 1994. La ganadora de ese reestreno fue Pernice, quien disputó el título con Ballario hasta las últimas fechas. Este año decidió correr en el Turismo Nacional en su Clase 2 y en la séptima fecha agregó otro capítulo luminoso a su biografía. Pese a haber cambiado de escudería durante el campeonato, en Posadas ( Misiones) fue la única mujer en finalizar la carrera entre los 10 mejores. «Aspiro a seguir mejorando y no es nada fácil porque hay pilotos de mucha experiencia en la Clase 2, pero mi intención es pelear adelante en 2017», sostuvo.
Logros y desafíos femeninos que no son nuevos en el deporte automotor, dado que se remontan a otras épocas. Por caso Marisa Panagópulo, Delfina Frers, María de los Ángeles Hanhcik, Ianina Zanazzi y Paola Traverso fueron las que comenzaron con la construcción del camino de la mujer en el automovilismo nacional. Hoy Julia Ballario y Violeta Pernice, entre otras, saben que reúnen condiciones para intentar consolidar el lugar de las mujeres en este deporte. Aunque muchas veces, claro, deben lidiar con esos prejuicios y escollos que aparecen por el camino.