Deportes

En Boca de todos

A los 56 años, Gustavo Alfaro encara la reconstrucción xeneize con una misión obligada para su carrera y el club: conquistar la Copa Libertadores. Los ecos de su conflictiva salida de Huracán y los intereses políticos dentro y fuera de la cancha.

Contenido para Suscriptores

Los suscriptores de la edición impresa tienen acceso gratuito a la edición digital.
Si ya tenés tu usuario y contraseña, ingresá aquí.
Si querés suscribirte, te contamos cómo.