Deportes | LAS PANTERAS

En dos frentes

Las Panteras, la selección argentina femenina de vóley, comenzaron también en abril en el CENARD la puesta a punto para los Juegos de Tokio, los que serán su segunda participación olímpica después de Río de Janeiro 2016, en los que finalizaron novenas. Dirigidas por Hernán Ferraro, las 14 jugadoras argentinas convocadas fueron Aylén Ayub, Martina Castro, Bianca Cugno, Florencia Giorgi, Ariana González, Josefina Jappert, Ángeles Ligorria, Juliana Ocaña, Agustina Oliva, Agostina Pelozo, María José Prunetti, Balbabera Ulla, Tatiana Vera y Lucía Verdier. Las Panteras, como los varones, afrontarán primero entre el 25 de mayo y el 30 de junio la Liga de las Naciones en Rimini, Italia. Y después sumarán un torneo antes de los Juegos: la Challenge Cup en Zadar, Croacia. Las Panteras debutarán en Tokio ante Estados Unidos, una potencia. El grupo B, además, lo integran China, Rusia, Italia y Turquía.
La selección argentina de vóley es otro de los equipos nacionales femeninos que reclama avances en torno a la profesionalización del deporte en el país. El año pasado, un grupo de más de 200 voleibolistas firmaron un comunicado en el que expusieron las demandas urgentes. «Con el empuje que dio la profesionalización del fútbol femenino y el notable crecimiento del vóley, el rol de la mujer en el deporte es mirado distinto. Llegó la hora de decir: profesionalización del vóley femenino», reclamó Natalia Espinosa, exmulticampeona con Boca y actual representante femenina de Jugadores Asociados del Vóley Argentino (JUAVA). Los reclamos fueron apoyados por Julieta Lazcana, jugadora de Fluminense de Brasil y capitana de las Panteras, la selección argentina que clasificó a los últimos dos Mundiales, que logró el bronce en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, y que es otra vez olímpica.