Humor

Boni y la comunicación

Tardecita invernal, pero no tanto. El padre de Boni estaba leyendo el diario. Sus cejas tan pronto se arqueaban, tan pronto se relajaban. Un sube y baja emocional. O político. O económico. Y esta vez fue Boni el asombrado. Quizás porque su papá cambiaba la expresión, aunque él difícilmente viera «la cara detrás del diario». –¿Qué estás haciendo, pa? –Leyendo el diario. –Ay, pa, de eso me doy cuenta solo. No hace falta que me lo expliques. Se ve que tenés poca cultura informativa y por eso me contás detalles sin importancia. Tenés que resumir. Usar la menor cantidad de palabras posible. Si pudieras usar una sola, mejor. Si fuera una abreviatura, mejor todavía. ¡Y si fuera un emoticón, buenísimo! El padre bajó el diario. Su expresión, que era de preocupación, se mezcló con un esbozo de sonrisa. –¡Ay, pa, ese emoticón no lo entiendo! Pero igual está bueno que puedas expresar preocupación y sonrisa en una sola carita. No sé cómo lo hacés, ¡y como las personas no tenemos teclado, no voy a poder averiguarlo! El padre sonrió más ampliamente. –¿Ves?, ¿ves?, está ya me la conozco, si querés te la muestro en mi compu. –No, mirá, Boni, no te preocupes. Lo que pasa es que, bueno, estaba leyendo las propuestas de los candidatos para las elecciones. –Ay, pa, ¿y se te ocurre leerlas en los diarios? Seguro que hay unas largas columnas, llenas de letras, palabras, frases, explicaciones de lo que quieren, pero ¡eso nunca es verdad! Tenés que mirar los avisos en la tele, o los twitter, o lo que salga en Internet. Ahí te enterás de todo en medio minuto. –¡Pero ahí suele haber consignas, no ideas, ni planes, maneras de llevarlos a cabo, razones para que entendamos por qué esa idea es la mejor! –Y claro, pa, claro. Porque cuando uno te dice: «Dale, votame a mí porque me gusta», te está diciendo la verdad, él sabe que eso es cierto. En cambio, la mayoría, si se pone a hacer planes sabe que «o no va a poder hacer lo que dice, o no va a querer hacer lo que dice, o no lo van a dejar hacer lo que dice, o no va a tener que hacer lo que dice porque nadie lo va a votar». ¿Es eso lo que vos querés, que te mientan? El padre de Boni lo miró. Casi se ríe, casi llora, casi se amarga, casi trata de explicarle. No supo qué emoticón poner… esa es la verdad. ---Rudy