Humor

Boni y las elecciones

Tardecita de octubre, sol, calidez, primavera; pero en la casa de Boni, siempre, la tormenta está a punto de estallar. –¡Auxilio, auxilio! –una voz puberal se oyó en la quietud. –¿Qué te pasa, Boni, te sentís mal? –este fue el padre, que interrumpió su plácida mateada vespertina. –No, pa, ahora no, pero no sé a quién votar y tengo miedo de sentirme mal en el futuro. –Pero, Boni, sos chico, los de tu edad todavía no votan. –Pa… no seas antiguo, todo el tiempo uno ve en la tele sobre que «hay que ser previsor», que hay que poner medidas de seguridad en la casa para que no te roben, hay que invertir bien la plata para no perderla, que hay que comprar cosas que tengan propaganda para saber desde antes que son buenas, que hay que cuidar el colesterol, los vecinos, los amigos y hasta la pareja. ¡Y me vas a decir que no hay que saber a quién va a votar uno cuando sea grande! –Bueno, Boni, yo pienso que… –¡Pa, qué antiguo sos! ¡El «yo pienso que» es una expresión del siglo XX, de cuando la Tierra era redonda y no virtual como ahora. En este siglo XXI nadie dice «yo pienso que», sino «me gusta» o «ya no me gusta», y tampoco «se dice» sino que se hace clic, ¿entendés? –Más o menos. –¿Más o menos? Uy, pa, no existe más el «más o menos». Ahora, si no entendés algo, lo bloqueás y chau. ¡No está más! Ahora estamos todos juntos, en todos lados, todo el tiempo, estamos conectados. Entonces, aunque todavía estemos en 2014, capaz que la semana que viene voy a tener que votar en las elecciones de 2019, o en las de Suecia, o en las de Marte, o en las de Gugl. –Hijo, no te pongas ansioso. –¡No seas ansiolítico, diazepánico, prozáquico, rivotrílico, pa! –Boni, de dónde sacaste esas palabras. –Se van a usar en 2033, pa. Gracias a una nueva aplicación del celu, el «Sintiempex», podés estar en el año que quieras, siempre que lo pagues ahora. –Boni, no lo entiendo. –Todo bien, pa, «entiendo» también es una palabra del pasado. Mutis… (si es que esa palabra aún se usa). ---Rudy