Humor

Mesa de café

Los tres estaban sentados tomando un café y, como siempre, charlando de política. José No Entiendo Un Corno, José Yo Te La Explico y José Me Importa Un Soto se juntaban en el café del barrio y desde ahí arreglaban el país y el planeta. –Lo que no entiendo –dijo José No Entiendo Un Corno– es cómo Barrionuevo pudo decir las cosas que dijo de Néstor. Un tipo que pidió que dejaran de afanar por dos años, él incluido, ahora se le da por atacar la figura de Kirchner. –Lo que pasa –contestó Yo Te La Explico– es que Barrionuevo es de los gremialistas a los que ni siquiera les da el piné para aparentar honestidad política. –Ojo, tengamos en cuenta que si el tipo se muestra como un tránsfuga tiempo completo, y además es un tránsfuga tiempo completo, entonces es un tránsfuga honesto –argumentó José Me Importa Un Soto. –Otra cosa que me confunde –dijo No Entiendo Un Corno para cambiar de tema– es esta discusión sobre cómo linchar al prójimo, para así disminuir la inseguridad y la violencia. –Eso es una pavada –sentenció José Me Importa Un Soto–. Si vos sentís que vivís inseguro te organizás en la cuadra un lindo linchamiento y eso, seguro, te pone más tranquilo. –Algunos están de acuerdo. Massa, por ejemplo, de entrada, dijo que era culpa del Gobierno, o sea que estaría de acuerdo con la lapidación por mano propia –opinó José No Entiendo Un Corno. –Hasta Stolbizer calificó los dichos de Massa como «lamentables y vergonzosos». –Por eso después salió a desmentir lo que dijo. Desmentir y sonreír es lo que mejor que sabe hacer. Se ve que con eso alcanza para postularse para cualquier cosa –concluyó José Me Importa Un Soto. –Lo que es un absurdo es que se hable de «justicia por mano propia». Eso, con perdón de la palabra, es un oxímoron, como decir «luz oscura» o «hielo abrasador». Si es mano propia, no es justicia. –El problema no es que los vecinos neofachos linchen a un pendejo morocho y pobre por raterito, sino que, aun dentro de ese esquema autoritario y derechista, ni ellos pueden estar seguros de que el pibe sea culpable de algo. –Querido –exclamó Yo Te La Explico– en esta vida si tenés que estar seguro al 100% de algo, jamás vas a poder hacer nada. Los errores, los equívocos o los daños colaterales son parte fundamental del accionar humano. Ya lo dijeron los griegos: «Errare humanum est». –Los romanos –corrigió con timidez José No Entiendo Un Corno. –Es igual –concluyó José Yo Te La Explico mientras pedía una lágrima con poca leche. ---Santiago Varela