Las últimas

6.500 mujeres embarazadas en riesgo tras las inundaciones en Pakistán

Más de 6.500 mujeres embarazadas se vieron obligadas a vivir en refugios, como consecuencia de las inundaciones que azotan Pakistán desde mediados de junio, poniendo en riesgo sus vidas en campamentos que no reúnen las condiciones médicas y de infraestructura necesarias. «Los embarazos y los partos no pueden esperar a que pasen las emergencias o los desastres naturales. Aquí es cuando una mujer y un bebé son vulnerables y necesitan la mayor atención», destacó por su parte el representante del Fondo de Población de las Naciones Unida (UNFPA) en Pakistán, Bajtior Kadírov. La organización remarcó que la situación humanitaria se ha deteriorado después de que las inundaciones destruyeran parcial o totalmente más de 1.000 instalaciones de salud en Sindh, y dañase 198 centros en los distritos más afectados de la provincia de Baluchistán, en el suroeste del país.