Las últimas

Alemania: hora de negociar alianzas

La ajustada victoria del Partido Socialdemócrata alemán (SPD) obligó a que cuatro partidos políticos se ubiquen a las puertas de iniciar conversaciones para formar el primer gobierno en 16 años del que no participará Angela Merkel. Las últimas cifras confirmadas por las autoridades electorales indican que Olaf Scholz obtuvo el 25,7 % de los votos, mientras que la unión conservadora CDU/CSU apenas alcanzó el 24,1%, su peor resultado histórico. Scholtz llamó al conservador Armin Laschet -ungido por Merkel a último momento, cuando las encuestas no lo beneficiaban- para manifestarle su intención de liderar un gobierno de coalición. Sucede que la constitución germana permite que no solo el ganador pueda encabezar un gobierno, sino también el segundo, lo que aventura unos días de incertidumbre aún. Los Verdes, en tanto, treparon a un 14,8 % impensado hasta hace poco, y el Partido Liberal (FDP) llegó al 11,5 %. Mientras la derecha extrema de Alternativa para Alemania (AfD) bajó al 10,9% de sufragios, la izquierda de Die Linke no llegaba al mínimo de 5% para poder acceder a un escaño, otro resultado inesperado. En Berlín, por otro lado, los empresarios inmobiliarios mostraban su preocupación porque, junto a las elecciones generales y regionales, se votaba un referéndum para la expropiación de viviendas en poder de empresas privadas. Se trata de una iniciativa que abre la posibilidad a que grandes empresas propietarias de más de 3000 propiedades puedan ser expropiadas como un modo de abaratar el acceso a la vivienda. La medida afectaría a unos 240.000 departamentos, el 15% de las viviendas en alquiler en la capital alemana. Los primeros resultados indicaban un 57% de aprobación.