Las últimas

Antonio Seguí, un artista incomparable

La muerte del artista plástico Antonio Seguí conmovió a dirigentes políticos, personalidades e instituciones vinculadas al arte y hasta su club, Belgrano de Córdoba. Si bien vivió la mayor parte de su vida en París, Seguí falleció, a los 88 años, en el Hospital Alemán de la ciudad de Buenos Aires tras sufrir complicaciones en una operación de cadera. «Con profundo dolor despedimos al artista argentino Antonio Seguí ¡Hasta siempre, Maestro! Nos queda tu arte, tu mejor legado», dijo en un comunicdo el Museo Malba.  Para el dibujante Miguel Rep Seguí fue «el artista que nos embelleció la vida con sus cuadros». Radicado en Francia desde 1963, Seguí trascendió por sus pinturas de pequeños hombrecitos con sombreros. Supo combinar el humor, el grotesco y la simplicidad. Había regresado hacía unos meses y estaba en Buenos Aires tras un paso por su ciudad natal, Córdoba, donde tenía previsto una muestra en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) del barrio cordobés de Chateau Carreras para noviembre.